Noticias
Cargando...

Retratando a Tito Díaz


Juro que necesitaba esta tertulia. Tras estar varias semanas intentando evadirme de la sociedad por mi estado de ánimo, decidí acudir a Tito Díaz como principal vía de escape. Desde el primer día que nos encontramos, surgió una importante conexión entre los dos. A pesar de que nuestra relación había sido nula hasta la fecha, se interesó por mi persona, y compartimos un buen rato de baloncesto. 

Resultado de imagen de tito diaz basquet coruña


Se suponía que esto iba a ser un nuevo cuaderno de viaje, pero por circunstancias del guión, al final solo nos ha separado una línea telefónica que une su figura con el baloncesto de la ciudad herculina y conmigo. Lo que estás a punto de leer, es una radiografía de uno de los entrenadores más reconocidos en la categoría de plata de nuestra bola naranja. Si piensas que el contenido es demasiado extenso y no tienes interés en él, lo respeto. Si tu pensamiento es el opuesto, gracias por ello.

Como siempre, comenzamos con nuestro test de preguntas general y rápidas:


EDB: ¿Desde cuando te llaman Tito y por que?

Tito: Bueno... me llaman Tito desde el colegio. Empezaron a llamármelo compañeros de clase en Maristas no sé muy bien porque, pero yo en realidad me llamo José Antonio. Supongo que sería para acortarlo y así me quedó.

EDB: Si no fueras ni entrenador ni jugador... ¿A qué te hubieras dedicado?

Tito: Hubiera sido matématico. Precisamente, dejé la carrera a la mitad, y si no llega a ser porque el baloncesto se hizo profesional, probablemente la hubiera acabado para dar clase, ya que era algo que me había gustado desde siempre. Me apasionaba la enseñanza y también las matemáticas.

EDB: Sabemos que has estado varios años sin entrenar. ¿Cuándo se da esta situación que sueles hacer en tu día a día?

Tito: Yo tengo suerte y no estuve demasiados. En los últimos 14-15, solo dos. En mi caso, tengo muchas otras actividades fuera de esto. Llevó un estanco en Vilagarcía con mi familia y un local de hostelería con un socio en la Costa de Lugo.

No solo le dedicaba tiempo a eso, sino que veía mucho baloncesto, y además, estuve unos años trabajando para la TVG narrando partidos y preparándolos a lo largo de la semana. Digamos que un entrenador cuando está en el paro, decide innovar para ver otras ligas, otros equipos y otros jugadores. Pero normalmente, siempre decides optar por mejorar y estar lo más preparado posible para cuando te llamen.

EDB: Una frase que te caracterice. 

Tito: En el baloncesto, me gustan dos frases que precisamente se las digo siempre a mi equipo. "Compromiso con el equipo" y "Esfuerzo y concentración diaria". Yo creo que los equipos que funcionan, son los que se compenetran a la perfección y se esfuerzan todos los días. Y los jugadores que funcionan, son los que se esfuerzan al máximo y piensan en los demás.

EDB: Supongamos que estás dirigiendo un partido como cada fin de semana...¿Qué es lo peor que pueden hacer tus chicos sobre la pista?

Tito: Bueno... como ya digo, no me gustan para nada los jugadores anteponen su rendimiento al del equipo. Me explico, son aquellos que están contentos cuando juegan bien (independientemente de lo que hagamos en conjunto) y que están mal (cuando perdemos). 

En resumidas cuentas, me molesta mucho el egoísmo en la cancha. En equipos como el nuestro, afortunadamente no suele pasar y de los egoísmos no hablo mucho con ellos. 

Yo siempre les digo que hay que estar contentos cuando se gana (y más si se ha jugado bien), y algo tristes en la derrota.

EDB: Mejor jugador al que hayas entrenado (te tienes que quedar con uno).

Tito: Si, Linton Townes. Es un jugador que venía a jugar en Oro con Breogán, tras haber pasado anteriormente por las filas del Real Madrid y Manresa en ACB. Llegó con la mayor humildad del mundo y puso su talento al servicio del equipo a través del esfuerzo. La verdad, es que fue sin duda el mejor jugador al que entrené. La pena fue que era mi primer año como entrenador profesional, y quizás no pude haber sacado todo el partido de Linton por mi inexperiencia.

EDB: Ahora que hablas de Breogán... ¿Descartas regresar algún día?

Tito: No, porque yo soy entrenador de baloncesto profesional y no puedo descartar nada. Ahora mismo estoy encantado en Coruña, pero vuelvo a repetir que soy un profesional de esto. 

En estos tiempos, los contratos en este deporte suelen ser de un año, y lo que sé, es que estos años aquí, he crecido como entrenador y como persona. Pero no descarto ir a Lugo, ni descarto ir a Murcia por ejemplo, porque me puedo ir a cualquier sitio en cualquier momento.

EDB: ¿Crees que habrá ascenso este año? Si tuvieras que destacar a dos equipos "favoritísimos"... ¿Cuáles serían?

Tito: No sé si creerlo o no, pero yo espero que haya ascensos este año. Espero que cambie la reglamentación y que los ascensos deportivos se puedan consolidar. Para ello, los clubes tienen que estar saneados, porque conviene no olvidar una cosa... Ourense por ejemplo, no renunció por no pagar el canon, renunció por no pasar la auditoría interna. Entonces, yo creo que hay dos cuestiones a analizar: La primera, es que los equipos estén al corriente de los pagos (aspecto en el que el Leyma Coruña es muy serio) y lo segundo, es que ese canon acabe de interponerse.

Y de favoritos... Yo creo que ahora mismo entre Palencia, Burgos, Breogán y Melilla puede estar la cosa. Por sus plantillas, por su experiencia y por su trabajo a lo largo del presente curso. Después, opino que Oviedo y nosotros, podemos ser dos alternativas muy bonitas.

Recién acabado este intercambio de cuestiones con sus respectivas respuestas, ambos tomamos aire y nos preparamos para la segunda mitad de nuestra cordial charla. A continuación, actualizamos un poco más los conceptos y nos introducimos en en la presente campaña especialmente:

Imagen relacionada

EDB: ¿Por que elegiste llegar al Leyma Coruña? ¿Qué objetivos tenías y cuales te propuso la directiva?

Tito: Yo le estoy muy agradecido al Básquet Coruña. Cuando me vinieron a buscar, era Carlos Zamora el presidente, yo llevaba dos años en el paro, y tres antes, había entrenado en basket femenino.  Como digo, ellos creyeron en mí, y quería trabajar para corresponder a esa confianza. 

Y después lo que me encontré, es una ciudad un poco desconectada del basket, porque el deporte Rey es el fútbol y también está el hockey. Había seriedad.

El primer objetivo era la estabilidad económica, y el segundo, la deportiva. Funcionamos casi como una familia, está todo muy bien estructurado, me siento respaldado por todos y estoy muy agradecido.

EDB: Sabemos que mantenéis un bloque muy similar al de la campaña pasada. ¿Qué supuso el playoff del año pasado para llegar a este desarrollo actual?

Tito: Bueno... fue muy importante. Cuando jugamos el playoff el año pasado, el 90% de nuestros jugadores debutaban en él. Fuimos creciendo en estructura, seriedad, interés y respaldo. El equipo se mantuvo pensando en lo que hacía, a pesar del mal inicio que tuvimos. No dejamos de crecer, y no llegamos a la final por el ascenso de milagro.

Siempre confiamos en nuestro estilo de juego rápido, y dejamos bastante espacio para sacar brillo al talento de los jugadores. 

EDB: Eso quiere decir que llegados a esta segunda mitad del calendario... ¿Podrías haber esperado este e
balance?

Tito: Hombre, uno nunca se lo espera. Es cierto que puedes hacerte una idea, pero repetir playoff por segundo año consecutivo es muy difícil. Si te fijas, los únicos que han sido capaces de hacerlo son los cuatro que te nombraba antes.

Para un equipo intermedio como el nuestro, es difícil, porque el primer año puede que seas sorpresa para los demás, pero al segundo ya juegan fuerte contra ti porque ya te conocen. Esperarlo no, pero el objetivo es seguir progresando y hay una buena conexión con la afición. 

El reto es seguir en esa línea, porque llega la hora de la verdad y los partidos que separan el trigo de la paja. Tengo la suerte de tener 12 jugadores, y de que la mayoría hayan salido en el quinteto inicial.

EDB: ¿Como habéis vivido esta "explosión" de Dago? ¿Previsible?

Tito: Con esa intención lo renovamos. Tenía que ser el jugador franquicia y una de nuestras principales referencias ofensivas por su potencial. Tiene unas capacidades físicas y técnicas que lo hacen un jugador muy difícil de defender. Puede tirar, penetrar, es fuerte y no había jugado nunca en Europa. 

Era algo mayor para iniciar su carrera en el viejo continente, pero en 3 meses ya demostró cosas y nos regaló muy buenos partidos. Vimos que se adaptaba, y eso que hay veces que las expectativas son más bajas. Venía de jugar en República Dominicana, Argentina etc, pero lo importante es que todavía sigue creciendo día a día, y eso lo hace uno de los mejores de la liga.

EDB: Si tuvieras que ponerle un "pero" al equipo... ¿Cuál sería?

Tito: El rebote (reímos los dos). Somos un equipo muy grande y físicamente muy aparente. Hacemos un muy buen baloncesto en ataque, somos los segundos en anotación, de los primeros en asistencias, tiros de campo y valoración... defendemos bien a ratos, pero el problema es el rebote. Somos el equipo que más segundas opciones concede (12).

Otro aspecto también a mejorar son las pérdidas de balón tontas. Podemos ser un poco más "pillos", porque solo robamos 6 bolas por encuentro. Dos aspectos a corregir, pero con margen de mejora.

EDB: Si mal no recuerdo, en septiembre dijiste que el objetivo era alcanzar los playoff. A medida que avanza la temporada... ¿Sigue siendo ese el objetivo o se puede aspirar a más? ¿O el final de la temporada regular pondrá a todo el mundo en su lugar?

Tito: Eso es verdad, al final todo el mundo estará en su lugar. Nosotros tenemos dos objetivos: El primero es llegar otra vez a estar entre los mejores. Pusimos el listón muy alto y obviamente si dijéramos que el objetivo es no descender, la gente se sentiría defraudada. 

Ahora por lo menos, hemos consolidado la categoría y sabemos que no vamos a descender. Aunque yo creo que tenemos una meta paralela, que es enganchar a más público a través de nuestro estilo. Yo creo que el año pasado ya lo hicimos, y a los que vienen les gusta vernos rendir así. 

Perdimos 3 jugadores importantes... (Burjanadze, Ben Stelzer e incluso Jesús Castro), pero seguimos apoyándonos en lo mismo con un juego atractivo, fluido y rápido. Llevamos en puestos de playoff desde la primera jornada y no debemos salir de ahí.

EDB: Te pongo en posición: Alfred Julbe y tú, sois los entrenadores más veteranos de esta LEB Oro... ¿Crees que eso hace que vuestros rivales os tengan más respeto?

Tito: Pues no lo sé, no creo. Alfred Julbe y yo, jugamos un baloncesto joven y fresco a pesar de todo. Hablamos mucho y me parece un auténtico pensador de esto. Su equipo comete muchos errores, pero emplea una ideología muy clara y alegre. Concede mucho espacio al talento.

Esto se debe a que los entrenadores que ya tenemos una experiencia, somos capaces de asumir más riesgos. Yo arriesgo más porque llevo ya unos años y no tengo que demostrar nada. Así que por lo tanto, me puedo permitir ciertos riesgos y decisiones, que a lo mejor un entrenador joven no puede.

EDB: Ya que hablabas antes de la afición... ¿Cómo la valoras? Y si tuvieras que pedirles algo más... ¿Qué sería?

Tito: Bien, más ruido (risas). La afición es buenísima y JAMÁS (fíjate bien lo que te digo) escuché un silbido en contra del equipo en estos 4 años. Ni siquiera hace dos temporadas, cuando perdimos más partidos de los que ganamos. Y hubo días el año pasado y este año, que perdimos partidos duros en en Riazor. Es algo que no pasa en muchos campos.

Lo segundo, es que cada vez crece más este sentimiento y vienen más vestidos de naranja. Y si les tuviera que pedir algo, es que sean más ruidosos como lo son otras aficiones.

El primer año aquí, éramos 300. Ahora los días malos mil y pico casi 2.000. En playoff... lleno. La grada aplaude las cosas buenas y se callan las malas.

Si pudiera pedir algo, sería un campo más cerrado. El problema de Coruña sin duda, es el Palacio de los Deportes. Tener una pista de atletismo y una grada tan abierta es algo muy molesto,ya que en vez de 2000, da la sensación de que somos 300. Además, no hay calefacción y estos días fríos de invierno, nos vemos obligados a entrenar en la ciudad deportiva. El mayor inconveniente es ese, nuestro pabellón. Yo considero que necesitamos otro, pero eso ya no es tema nuestro.

Concluida ya la entrevista, Tito y yo, nos despedimos y acordamos nuestro próximo encuentro en el parquet coruñés. Reconozco que a partir de esto, puede que se produzca un acercamiento mayor, tal y como el que me ha transmitido en estos casi 40 minutos.


Resultado de imagen de tito diaz basquet coruña

Desde aquí, darle las gracias por sus palabras y atención a Espacio de Basket. Esto ha sido una nueva exclusiva en profundidad, diferente a mis cuadernos de viaje pero similar a su estructura.

Un saludo!

Por @saulroel























Saúl Roel

    Comentar con Gmail
    Comenta con Facebook

0 comentarios :

Publicar un comentario