Noticias
Cargando...

El oportunismo de Westbrook


El base de los OKC está firmando unos números estratosféricos. 

























8 de julio de 2016, Kevin Durant, uno de los mejores jugadores del planeta, cerraba su fichaje por los Golden State Warriors. Un terromoto sacudía la mejor liga de baloncesto del mundo. Fueron muchas las críticas que sacudieron al líder de los Thunder, pero después de confirmarse su marcha, todas las miradas estaban puestas en Westbrook. 

 Tras la salida de KD, muchos fueron los que pensaron que el que había sido su mayor escudero, también abandonaría la entidad, pero Russell demostró su fidelidad renovando su vinculación por tres años más. El base ha adquirido el liderazgo del equipo y está jugando como un extraterrestre. 

Tendemos a no destacar o no darle tanta bola al líder de los OKC, tal vez sea por la humildad que éste muestra o porque no es un tipo que fuera de la pista acapare la atención de todas las cámaras, cosa que jugadores como Lebron James acostumbra a hacer. Russell es tranquilo, no le gusta ser el protagonista, de hecho con Kevin Durant no lo era, ni incluso ahora pretende serlo, a pesar de que es evidente de que sus cifras nos dicen todo lo contrario. 

Frente a los Hawks, el americano volvió a realizar un triple-doble, el sexto seguido. Russell está a uno sólo de igualar la marca de Jordan y a tres de igualar la mejor marca de la historia, de Chamberlain en 1968(9 consecutivos). Fíjense que hasta está igualando en números al mismísimo Jordan.  A  este ritmo pocos van a poder pararle en lo que a romper récords respecta.

El liderazgo adquirido por el "1" es espectacular, Westbrook se mete en una mochila a sus compañeros de equipo en el momento más oportuno y tira de ellos para conseguir importantísimas victorias. Puede que no se le esté dando tanta bola a los Oklahoma, debido a la falta de estrellas en comparación con otros equipos, pero si los jugadores que en teoría son importantes, comienzan a aparecer, ojo con la que se puede liar. 

Al final va a ser verdad el refrán de que "no hay mal que por bien no venga", al menos Rusell lo puede decir así. Durant se fue, sí, pero el base está cuajando la mejor temporada de su carrera, una explosión que ha llegado en el momento más oportuno para los Thunder. 

Por: Rafa La Casa(@rafalc230)









Rafa La Casa

    Comentar con Gmail
    Comenta con Facebook

0 comentarios :

Publicar un comentario