Noticias
Cargando...

Puñetazo encima de la mesa de Palencia ante un Leyma saturado


Duelo de altura, y expectativas de las grandes anoche a las 21:00 en el Palacio de los Deportes de Riazor. Reyes sin corona en la 2015-2016, con un cartel ante todo extravagante, y con 6 jugadores que llegaron a tocar una gloria que jamás acabaría siendo reconocida, por decisión de altos cargos de la Federación.

Tito Díaz: “Para que nos ganen, que tengan que jugar así”

Con impresiones pasadas, con nuevos refuerzos y con un carácter ambicioso. Así se presentaba Quesos Cerrato Palencia en Coruña, ante un nido de víboras coruñesas que saltaba a su pista, con ganas de seguir cosechando triunfos en su haber, en un acto fallido de seguir picando, mordiendo y amenazando a multitud de gallos en la clasificación general. La pelea estaba asegurada, el público fue testigo de ello.

Durante los primeros 10 minutos de juego, Zyle se encargó de abrir el marcador para los locales, tras una canasta rápida seguida de una buena acción defensiva y acabada en tapón. Muchas manos en defensa, caracterizaron sin duda, a un buen inicio de un Leyma, que acabó pecando del juego rápido, dando lugar a alguna que otra pérdida de balón en transición, que rápidamente fue aprovechada por los palentinos desde el perímetro (3 de 4 en triples en el inicio), ejecutados por Bas Marí y Blanch, cual Batman y su escudero Robin. 

Bases de juego asentadas, y un ritmo marcado por Josep Pérez en situaciones de bloqueo directo. El juego rápido y una zona compacta por parte de los de Tito Díaz, desharían un 6-0 de parcial en contra, para trasladarlo a un 8-0 a su favor, con tiros abiertos convertidos, obra de grandes lanzamientos de Peña y Monaghan.

Planteamiento serio, las cosas como son. Recoges lo que siembras. Y es que el dicho no se puede rebatir de ninguna manera. La presión a media pista fue marcada desde un principio por el cuadro herculino. Muchas manos, y sobre todo faltas. La segunda unidad no rendía a su máximo nivel, y a falta de 7 minutos para el descanso, estaban en un bonus propiciado por Samb y Maldunas, a base de picar piedra en la zona una y otra vez. Blanch seguía a lo suyo desde la línea exterior. A falta de unos pocos minutos para el final, los visitantes lideraban un marcador, hasta las apariciones en cancha de Zach Monaghan y Zyle de nuevo. Contragolpe, seguridad y bastante fortuna de cara al aro por parte de estos últimos, colocaron el 45-40, al término de los primeros 20 minutos.

En la segunda mitad, un Sergio Olmos poco participativo en el juego hasta el momento, fue entrando lentamente en el choque, capturando rebotes ofensivos y finalizando pases extra en las proximidades del aro rival. A su vez, Dago Peña se iría a los 12 puntos anotados al final del cuarto y concretamente del partido.

 Y con esto último, ya se pueden imaginar la superioridad de Palencia en el último periodo. 17-5 a su favor de salida, y gracias un un dominio claro en el marcador propiciado por dos canastas al contragolpe, los pupilos de Sergio García se colocaron hasta 10 puntos arriba. Ante esta embestida, los locales no pudieron hacer nada, ya que ni el acierto ni las ganas, lograron sobreponerse a las figuras exteriores visitantes, acompañadas por un Jhornan Zamora que superó notablemente su mala serie de tiro de la primera mitad, y se encargó de establecer el 82-88 final para cerrar el luminoso.

Por @saulroel







Saúl Roel

    Comentar con Gmail
    Comenta con Facebook

0 comentarios :

Publicar un comentario