Noticias
Cargando...

Pequeña introducción a la NCAA 2016-17 (IV)


Si bien la semana pasada os hablé sobre los jugadores sophomores, esta semana tocan freshman y os preguntaréis, ¿por qué presentar a los de segundo año antes que a los que llegan a la universidad esta temporada? Pues muy sencillo, porque de los jugadores que voy a hablar ahora mismo puede que ninguno continúe en la competición la temporada que viene ya que cuentan con un gran cartel de cara a la NBA.

El paso del instituto a la universidad supone un paso importante para muchos jugadores en su formación, otros lo ven como un simple trámite de cara a ser profesionales y hay ciertos jugadores que pese a tener el potencial para jugar en las mejores ligas del mundo, deciden quedarse durante un tiempo disfrutando de lo que es ser un jugador de baloncesto universitario.
Como ya os comenté la semana pasada, suelo realizar pequeñas listas en las que coloco mis jugadores a seguir y mis pequeñas apuestas personales cuando los jugadores llegan a la universidad, ahí van las de este año.

Jugadores a tener en cuenta:


1. Harry Giles (Duke)
Puesto: AP-P
Altura: 6-10 (2.08m)
Peso: 240lbs (108.9kg)

Muchas son las expectativas con Harry Giles, posiblemente mi jugador favorito de esta clase. Su mayor problema son las lesiones, y es que a su temprana edad lleva nada más y nada menos que 3 operaciones de rodilla, algo que desde mi punto de vista es una barbaridad.

Giles llegó a Duke tras un proceso de recruit en el que se compitió con Wake Forest por llevarse al jugador. Tengo que admitir que la idea de ver a este jugador con el uniforme de los Demon Deacons me seducía mucho, pero es cierto que llegar a Duke le beneficia como prospect, pues las posibilidades de que Harry abandone la NCAA para jugar en la NBA son muy grandes.

El interior de Duke tiene un perfil físico increíble, con un tamaño y una envergadura perfectas para la posición y una agilidad que le permite moverse a gran velocidad para alguien de su tamaño.  Esto le permite desplegar un juego en transición interesante, pues corre bien la pista e incluso puede subir él la pelota. Cuando llega al aro define con agresividad, aun con contacto. Una de las cosas que más impresiona de Giles es su capacidad para rebotear, el jugador de Duke realiza un gran trabajo en ambos lados de la pista, se muestra agresivo en el rebote ofensivo y cierra bien la posición en el rebote defensivo. Sus largos brazos y unos grandes instintos permiten que Giles domine la faceta reboteadora a la perfección. Sus mayores problemas vienen con el lanzamiento, Harry es un chico que tiene una mecánica de tiro poco consistente, lo que le dificulta consolidar un tiro desde la media distancia que le convierta en una amenaza mayor. Su juego fuera-dentro es algo a mejorar también, en parte por un manejo de balón que le dificulta penetrar hacia canasta desde el perímetro. Un aspecto en el que sí ha mostrado cosas interesantes pero que todavía necesita mejorar es el juego en el poste, el jugador de Duke está desarrollando un gancho interesante pero todavía debe trabajar en él y el resto de movimientos, pues contra los mejores jugadores en su posición puede pasarlo mal. Desde mi punto de vista un mayor entendimiento del juego permitiría a este chico ser más dominante, jugar con más calma y tomar mejores decisiones, sabiendo cuando ha de tirar, cuando debe pasar el balón, etc.

Harry Giles es uno de los jugadores con más potencial defensivo de esta lista. Su agilidad le permite defender a exteriores con relativa eficacia, ya sea en situaciones de P&R o por desajustes defensivos. Además sabe utilizar muy bien su cuerpo para defender a los jugadores en el poste, algo que unido a su envergadura le hace un gran defensor en estas situaciones. El interior de Duke muestra flashes increíbles como rim protector gracias a su agilidad y tamaño. Aun así cabe destacar que es un jugador que tiene bajones defensivos, pues en ocasiones abre puertas hacia canasta y no es lo físico que debería en el poste.

Comparaciones habituales: Chris Webber

2. Markelle Fultz  (Washington)
Puesto: B-E
Altura: 6-5 (1.96m)
Peso: 194lbs (88kg)

En una clase donde la calidad de bases es enorme hay dos que destacan por encima del resto, uno es Fultz, un jugador que sin duda dará que hablar. En Washington acaparará todos los focos, tiene un equipo donde puede brillar y se enfrentará a equipos que pondrán a prueba toda su calidad, destacando en concreto a UCLA y su enfrentamiento personal con Lonzo Ball, algo que sin duda alguna tengo marcado en el calendario.

Fultz parece carne de NBA, se le coloca de normal en el top 5, algo sin duda muy goloso para cualquier jugador, más aun cuando la posición de base titular está tan cara.

Posiblemente el base con las mejores capacidades físicas de toda la lista, un jugador con un tamaño de élite, con unos brazos muy largos para la posición. Fultz es un jugador explosivo capaz de finalizar con agresividad en el aro. Además su tamaño le permite definir por encima del rival, ya sea en penetraciones a canasta o con bombas. En transición, el base de Washington es un jugador peligroso gracias a su velocidad y control del cuerpo. En estático estamos hablando de un jugador con recursos, por un lado encontramos en Fultz un jugador peligroso en situaciones de P&R ya que su manejo y velocidad permiten sacar ventajas en este tipo de situaciones. Por otro lado podemos apreciar recursos interesantes como el pull up, algo que utiliza con bastante frecuencia, y el C&S, que pese a no ser el mejor tirador, puede ser efectivo en estas situaciones. El problema llega con la consistencia en este, pues suele ser un jugador de rachas, que si tiene un buen día puede meterlo todo pero como no lo tenga va a fallar uno tras otro. Esto se debe a una mecánica poco consistente, algo que deberá mejorar si quiere destacar como tirador en NCAA. Como pasador es un jugador más que interesante, sobretodo en transición, pues hace lecturas a gran velocidad. También desde el P&R es un pasador de calidad, pues suele ir un paso por delante a sus defensores y lee muy bien el desajuste. Como pasador su único problema es que vistas sus capacidades quiere hacer más de lo que debe, buscando la espectacularidad, y esto se transmite en pérdidas que podrían ser evitadas.

Defensivamente es un jugador que tiene todas las cualidades para destacar. Su tamaño le permite defender tanto bases como escoltas y en esta competición incluso a más de un alero. Su velocidad de pies y largos brazos hacen de Fultz un jugador peligroso en defensa, pues cuando está motivado suele ejercer una presión asfixiante. Además, cuenta con unos grandes instintos que le permiten cortar líneas de pase con bastante frecuencia. El problema es que su esfuerzo no siempre es el mejor y tiende a estar desmotivado atrás, algo que sin duda puede ser una lacra en su juego, sobretodo en partidos complicados. Tiende a dejar demasiado espacio al rival o perder de vista a este, lo que facilita canastas al contrario con frecuencia.

Comparaciones habituales: Brandon Roy

3. Dennis Smith (North Carolina State)
Puesto: B
Altura: 6-3 (1.90m)
Peso: 195lbs (88.4kg)

Dennis Smith es posiblemente el mejor recruit que ha tenido North Carolina state desde hace más de una década, una elección que sin duda sorprende bastante. La lucha por llevarse al jugador nacido en el estado de North Carolina se disputó entre las mejores universidades del mismo: Duke,  North Carolina y North Carolina State. Pese a que todo apuntaba a que Smith acabaría en el equipo dirigido por Coach K, en los últimos meses del proceso de reclutamiento fueron los Wolfpack los que demostraron más interés y acabaron convenciendo al jugador.

Tras la salida de toda una figura como Anthony “Cat” Barber, Dennis Smith tendrá la responsabilidad de guiar al conjunto dirigido por Mark Gottfried, un equipo que el año pasado decepcionó bastante respecto a la temporada anterior.

Smith es un jugador con una buena capacidad atlética, lo cual le permite ser un chico que se mueve muy rápido por la pista, sobretodo en transición (sus cambios de ritmo son excelentes), y penetrar a canasta a gran velocidad, donde se le aprecian definiciones realmente increíbles. Esto se debe a la capacidad para absorber el contacto que tiiene el base de North Carolina State. Por otro lado podemos destacar que Smith es un jugador que debe mejorar bastante su lanzamiento. Pese a poder anotar en situaciones puntuales con él, su tiro tanto de media como de larga distancia se muestra inconsistente, en parte por una toma de decisiones algo deficiente y una mala colocación del cuerpo, sobretodo en C&S. Otro de los aspectos que debe mejorar es su capacidad para involucrar a los compañeros, sobretodo en P&R, pues tiende a buscar el tiro o la penetración mientras olvida al jugador que suele quedar libre. Este aspecto es importante ya que su manejo no es élite y no le permitirá crear desajustes defensivos tras un 1vs1, viéndose así afectada su capacidad para crear juego.

Defensivamente estamos ante un jugador interesante, pues es aplicado a la hora de ejercer presión sobre el balón, consigue robar bastantes balones y sabe defender bastante bien el P&R. Tiene la velocidad de pies suficiente para aguantar a cualquier jugador pero deberá aumentar su masa muscular para parar a jugadores más fuertes y grandes que él.

Comparaciones habituales: Chris Paul

4. Jayson Tatum (Duke)
Puesto: A
Altura: 6-8 (2.03m)
Peso: 205lbs (93kg)

Ante vosotros uno de los jugadores más conocidos de la clase, situado en los rankings de recruit en los puestos más altos desde hace bastante tiempo, pese a perder fuelle en los últimos meses del recruit. Tatum era un jugador que pese a recibir ofertas como Kentucky o Kansas solo tenía dos destinos preferidos, Duke o St Louis (universidad más cercana a sus orígenes). Pese a que sonó fuerte la llegada a esta última fueron los Blue Devils los que se llevaron a este increíble alero que podrá suplir la aportación de Brandon Ingram sin duda alguna.

Esta temporada tendrá los focos y un equipo que le permita llegar tan lejos como quieran, un conjunto donde no será tan importante como en St Louis pero donde podrá obtener un cartel mucho mejor de cara a la NBA.

Tatum es un alero con unas medidas increíbles, posee el tamaño perfecto para jugar en la posición y, además, gracias a su envergadura, puede jugar de ala-pívot en situaciones de small ball. El jugador de Duke es un chico que corre bien la pista y define a gran nivel cuando penetra hacia canasta. Su tamaño es también una ventaja en ataque, pues le permite jugar por encima de su defensor, ya sea lanzando o pasando. Cuando hablamos de Jayson Tatum, estamos haciéndolo de uno de los jugadores, si no el que más, con mayor repertorio ofensivo. En situaciones de 1vs1 muestra un arsenal increíble gracias a su combinación de tamaño, velocidad y manejo, con un movimiento de pies muy elegante es capaz de anotar ante cualquier jugador que se le ponga delante. Aun así podemos observar que el rango de tiro de Tatum es un problema, pese a tener una mecánica bastante buena y dominar la media distancia, muestra problemas en el tiro de 3. Esto se debe a la falta de confianza desde la larga distancia, pues no suele encestar grandes porcentajes, lo que le lleva a lanzar dudoso o directamente dar dos pasos hacia delante. Además, Tatum es un jugador que ofrece dudas a la hora de crear para el resto de compañeros pues suele pecar de egoísta.

Defensivamente tiene las armas necesarias para destacar. Por tamaño y envergadura puede defender a cualquier alero, evita que los jugadores le superen en el poste y con su velocidad de pies es capaz de parar a jugadores en el perímetro. Además Tatum es un jugador que lee muy bien las líneas de pase, destacando así como un ladrón de balones más que interesante. Pese a esto, es necesario comentar que su esfuerzo es inconsistente ya que es un jugador más encarado al ataque.

Comparaciones habituales: Nicolas Batum

5. Jonathan Isaac (Florida State)
Puesto: A-AP
Altura: 6-10 (2.08m)
Peso: 210lbs (95.3kg)

Jonathan Isaac es un jugador que parecía tener muy claro que se quedaba en Florida (estado natal), en concreto en la universidad de Florida State. Los Seminoles están haciendo un trabajo muy bueno en el recruit estas últimas temporadas y traerse un jugador con la calidad de Isaac sumado a lo que ya tienen les convierte en un conjunto interesante de ver.

Este jugador a medio camino entre la posición de alero y ala-pívot puede ser el jugador que más alto está proyectado y que menos ha dado que hablar, por el momento…

Cuando hablamos de Isaac podemos tener ciertas dudas debido a sus cualidades físicas. Tiene un tamaño increíble para un alero y encima es un jugador que pese a su altura es muy fluido sobre la pista. Su problema es la falta de musculatura, algo que afecta a su juego, sobretodo en situaciones de small ball donde ejerce de ala-pívot. Producto de su fluidez es un jugador que juega muy bien en transición, pues corre como un alero pese a tener tamaño de ala-pívot. Sobre la pista se muestra como un jugador que define bien gracias a sus enormes brazos, pues estos consiguen que tenga ventaja ante jugadores sin tanta envergadura. Aun así puede sufrir en penetraciones con tráfico, pues su falta de peso le dificulta absorber el contacto de forma que consiga ventaja constante. Consciente de esto, Isaac ha desarrollado un juego interesante sin balón, siendo muy eficiente cuando corta hacia dentro, pues suele dejar a su defensor atrás y conseguir bastante ventaja de cara a canasta. Como reboteador es un chico más que interesante, muchas veces pierde la posición por falta de peso pero si consigue aumentar algunas libras podría capturar  muchos balones, pues sus enormes brazos le otorgan una increíble ventaja en los tableros. Su manejo es muy bueno para su tamaño, lo cual le permite crearse espacios en el perímetro, pues su juego en la zona no es el mejor de todos (en parte por la falta de peso) y su acierto lanzando es bastante inconsistente. Debido a esto suele realizar un juego fuera-dentro para anotar, penetrando bien gracias a su primer paso y agresividad de cara a canasta, aunque siempre hay que tener en cuenta que un jugador con su construcción física sufre con el contacto que se produce en ocasiones al definir, dificultando así la anotación. A pesar de lo comentado anteriormente, se puede observar como los largos brazos de Isaac le facilitan lanzar por encima del rival, algo que ya de por si consigue con su altura. Es esta también la que le facilita su tarea como pasador, pues tiene una amplia visión del campo para un alero, pero tampoco destaca como un alero-base, simplemente está en la media. Su lanzamiento es algo mejorar, pues su toma de decisiones es algo que preocupa porque tiende a precipitarse. Su mecánica tampoco es que sea la más consistente de todas pero con 19 años es un chico que tiene mucho margen de mejora.

En el apartado defensivo es un jugador versátil. Debe ganar mucho músculo para ser un defensor de élite pero tiene una velocidad de pies que le permite cubrir a los aleros y un tamaño suficiente para los ala-pívot. Así pues es capaz de defender a la perfección el P&R, pues puede emparejarse con cualquiera de los dos jugadores. En el poste es donde más va a sufrir ya que su físico fino permite que le hundan en la zona, algo que suele compensar con sus largos brazos y que le permite conseguir bastantes tapones, pero contra los mejores jugadores es algo que va a ser suficiente. Esta temporada deberá trabajar sus fundamentos en defensa, pues tiene el potencial para ser importante en esta parte de la pista.

Comparaciones habituales: Kevin Durant

6. De’Aaron Fox, B (Kentucky)
Puesto: B
Altura: 6-3 (1.90m)
Peso: 187lbs (84.8kg)

Fox es un base que encaja mucho en los esquemas de Calipari, un jugador que da el perfil de la mayoría de sus recruits en el puesto de base. Llega a la universidad de Kentucky, una experta del one&done, con un equipo donde puede que no brille tanto como podríamos esperar, pues seguramente tengan que volver a jugar con tres pequeños en el perímetro.

Su llegada a Kentucky era esperable, la otra opción seria fue Texas pero finalmente se decantó por los Wildacts en una clase que Calipari ha vuelto a bordar, es lo que tiene ser un genio de esto.

Fox es un jugador muy veloz, eléctrico sobre la pista, pero no es la bestia atlética que es Smith por ejemplo. Aun así es un jugador muy rápido en transición, al que le encanta aplicar un juego dinámico. Cuando el juego se encuentra en estático, Fox es capaz de romper al defensor con un primer paso increíble, algo que le da una ventaja inmediata cuando penetra hacia canasta, si bien es cierto que puede tener problemas para definir en tráfico. Una vez llega al aro se muestra como un matador físico, aplicando muchas fuerza y un gran salto. Su lanzamiento es uno de sus puntos débiles, a pesar de tener una mecánica aceptable, le falta toque para ser un peligro, esto desemboca en un jugador de rachas más que una amenaza. Su rango de tiro no es el más amplio, suele tener problemas en el lanzamiento 3, ya sea en movimiento o C&S. Esto suele originar que los rivales le dejen espacio para defender mejor la penetración. Consciente de esto, Fox ha desarrollado un juego en la media distancia que le permita ser más peligroso, utilizando el pull up, saliendo de bloqueos en P&R o lanzando bombas. Como pasador destaca sobretodo en transición, donde utiliza su velocidad para facilitar el último pase y en situaciones de P&R, donde crea grandes desajustes que le permiten doblar balones. Cuando el juego se vuelve más estático suele tener más problemas para conseguir asistencias, pues no tiene una visión élite que le permita ver los puntos débiles de la defensa. Aun así, en Kentucky, jugará un sistema bastante sencillo que le permitirá desplegar todo su potencial.

Uno de los aspectos donde más destaca Fox es el defensivo, pues es un jugador tremendamente veloz con los pies, un ritmo que no baja con las manos, lo cual dificulta mucho al rival cuando lleva el balón, pues la presión es asfixiante. Cuando tiene que defender situaciones de P&R es capaz de pasar por delante los bloqueos, dificultando la ventaja que ofrece el mismo. Además es un jugador con grandes instintos para cortar líneas de pasa y su velocidad le ayuda a adelantarse rápidamente para salir a la contra.

Comparaciones habituales: Justin Holiday

7. Lonzo Ball  (UCLA)
Puesto: B
Altura: 6-6 (1.98m)
Peso: 190lbs (86.2kg)

Un bruin desde el principio, Lonzo Ball es uno de los recruits más rápidos de la clase de 2016, un chico que se involucró rápido con la universidad de UCLA y que debería ser la pieza sobre la que ruede el proyecto este año.

 No tengo muy claro si Ball será un jugador que pueda quedarse en el equipo más de un año pero sería una noticia para el baloncesto universitario, pues su juego tiene bastantes cosas que mejorar dentro del espectáculo que puede ofrecernos.

El jugador de UCLA es un base increíblemente grande, muy fluido pero no es una bestia atlética. Ofensivamente es un chico interesante, que consigue ventaja gracias a sus cambios de velocidad y a su tamaño. Esto último permite a Ball tener un visión del campo superior a la mayoría de los bases, pues tiene una vista más amplia de lo que está sucediendo. Una cosa que sorprende de del base de UCLA es su capacidad reboteadora, el chico muestra unos grandes instintos y su tamaño le facilita mucho la tarea ante los rivales, normalmente más pequeños que él. Sobre la pista se muestra como un verdadero organizador de juego, es eficaz tanto en transición como en estático, impone un ritmo veloz en el juego y aprovecha su velocidad para leer los desajustes que se producen. También puede crear desde el P&R con facilidad. Por otro lado, es necesario decir que Ball debe centrarse más en lo que sabe hacer y no intentar que todo sea tan espectacular, pues comete pérdidas tontas que se pueden evitar con mucha facilidad. Como lanzador no es un jugador que destace enormemente, puede lanzar en C&S con relativa eficacia pero debe mejorar mucho la mecánica pues es algo extraña. Así pues, podemos decir que Lonzol ve reducido su rendimiento cuando el juego se ralentiza, pues su capacidad para penetrar no es nada del otro mundo y su definición cerca de canasta está en la media. 
Esto provoca que al jugador de UCLA  le dejen bastante espacio pues no supone una amenaza constante.

Defensivamente es un chico con el tamaño necesario para destacar, puede defender tanto bases como escoltas y lee muy bien las líneas de pase para actuar con velocidad. Pese a ello su esfuerzo en este costado es un problema, pues no siempre muestra predisposición a defender. Su capacidad atlética tampoco es algo que sobresalga en el aspecto defensivo, pues los jugadores más físicos son capaces de sacarle las vergüenzas al jugador de UCLA.

Comparaciones habituales: Michael Carter-Williams

8. Marques Bolden  (Duke)
Puesto: P
Altura: 6-11 (2.10m)
Peso: 245lbs (111.1kg)

Un jugador que ha tenido a los dos mejores equipos del recruit luchando por él, tanto Kentucky como Duke intentaron hasta el último momento hacerse con los servicios del mejor pívot de la clase y fueron estos últimos los que lo han conseguido. Cabe destacar que la clase de pívots no es tan buena como la de otros años pero Bolden es sin duda el mejor de ellos.

Junto con Harry Giles puede formar la que por talento, es la mejor pareja interior del panorama universitario. Eso sí, la longevidad de su periplo universitario es algo que a día de hoy no se puede predecir.

Bolden es uno de esos pívots clásicos, de los que quedan pocos. Sus medidas son increíbles para un pívot, tiene un cuerpo poderoso, unos brazos largos y una movilidad que muchos desearían. No es un jugador que corra la pista a toda velocidad pero si puede hacerlo con buenos resultados. Ofensivamente es un jugador interesante, que se desenvuelve bien en situaciones de P&R, definiendo bastante bien tras salir rápido del bloqueo, ganando la posición en la zona gracias a su tamaño y utilizando el poste bajo para anotar, donde se desenvuelve realmente bien gracias a un juego de pies bueno y un gancho tremendamente eficaz (aun así hay que añadir movimientos todavía). Como reboteador tiene todas las armas para ser muy peligroso, tamaño para ganar la posición, brazos largos que le facilitan el trabajo pero le falta esa energía constante para luchar por ellos. Esto provoca que le ganen la posición en ocasiones jugadores que no deberían hacerlo. Como pasador Bolden no es un jugador que destaque, debe aprender a mirar más a los compañeros y aprovechar las ventajas que se generan. También en el lanzamiento, sobretodo en los tiros libres, pues ronda el 50%, algo que sin duda puede ser una lacra. De la media y larga distancia mejor que nos olvidemos, pues es un pívot bastante a la antigua, con una mecánica poco desarrollada y que debe trabajar.

En defensa, Bolden se muestra como un pívot móvil con un gran potencial para defender en la zona. No es un chico con una capacidad atlética bestial pero si se esfuerza (algo que no suele pasar) sí puede defender a algunos jugadores tras el desajuste. Además, con unos brazos tremendamente largos como los suyos, es muy complicado lanzar por encima de él. Estas capacidades físicas hacen de él un jugador con un tremendo potencial como rim protector. Su defensa al poste tampoco es poca broma, su fuerza y tamaño hacen de él un jugador complicado de atacar en la zona. Aun así debe mejorar aspectos como la defensa del P&R o los movimientos de pies para que no le rompan con facilidad.

Comparaciones habituales: Al Jefferson

Otros jugadores a seguir:

Josh Jackson E-A (Kansas) (I)
Miles Bridges A-AP (Michigan State) (II)
Bam Adebayo AP-P (Kentucky)


Apuestas personales:
1. Jarrett Allen  (Texas)
Puesto: P
Altura: 6-10 (2.08m)
Peso: 227lbs (103kg)

Allen es un jugador que desde muy temprano se sabía que acabaría en la universidad de Texas (estado natal). Desde mi punto de vista es una gran elección porque Shaka Smart es un entrenador que creo que puede hacer un gran trabajo con este jugador aprovechando su tamaño para hacer de él un jugador temido. 

Desde mi punto de vista es un jugador que si se queda por un tiempo en los Longhorns podría ser un chico muy a tener en cuenta en el futuro.

Allen presenta un perfil físico interesante, pues presenta una agilidad muy interesante para su altura, aunque es cierto que debería de añadir algo de masa muscular para ser más dominante. Es un jugador que corre bien la pista gracias a su enorme zancada. Además, cuenta con unos brazos increíblemente largos, lo que le permite definir por encima del rival. Uno de los aspectos en el que más confianza tengo es su capacidad reboteadora, si consigue ganar algo de peso podría ser dominante, pues sus instintos, tamaño y envergadura le permiten capturar una gran cantidad de balones. Ofensivamente hablando es un jugador bastante verde, muestra cosas interesantes como un gancho con buen toque, agilidad y uso de su altura para conseguir ventaja pero no tiene muchos recursos. Su juego de cara a canasta es bastante deficiente debido al poco trabajo que le ha aplicado, es poco fluido en el bote y no tiene un lanzamiento afianzado desde la media distancia, algo que sin duda alguna debería trabajar para compensar su falta de peso, lo cual podría dificultar su juego en los aros contra jugadores más grandes.

Donde más dominante puede ser el jugador de Texas es en defensa, pues tiene las herramientas físicas necesarias para ser una estrella en este apartado. A falta de aumentar unas libras de músculo y pulir algo su técnica, se muestra como un jugador sólido cuando defiende en el perímetro y un chico con aptitudes para defender en el poste, pues su envergadura dificulta que lancen por encima de él (si bien la falta de peso puede ser un problema importante porque consiguen hundirlo en la zona). Sus grandes instintos permiten que desenvolverse muy bien a la hora de cerrar el aro, consiguiendo bastantes tapones, o robando balones, ya que corta muy bien las líneas de pase. Aun así, deberá trabajar cosas como su defensa del P&R, donde sufre bastante, pero sobretodo su condición física ya que necesita mucha masa muscular para aguantar a pívots de más nivel.

Comparaciones habituales: Larry Sanders

 2.Rawle Alkins (Arizona)
Puesto: E
Altura: 6-5 (1.96m)
Peso: 220lbs (99.8kg)

Y aquí llega mi apuesta personal favorita, un chico que por desgracia para mí ha acabado en Arizona tras un proceso de recruit en el que Villanova tenía muchas posibilidades de hacerse con el jugador y acabó siendo cosa de Kentucky, St John’s y el equipo dirigido por Sean Miller.

Alkins es uno de esos chicos todoterreno con unas capacidades físicas tremendas, un chico que puede desplegar por el campo todo tipo de recursos, de acciones y que si pule su juego puede ser sin duda un tipo a tener en cuenta.

El escolta de Arizona posee un perfil muy interesante, pese a no tener una altura impresionante, aunque sí buena para el puesto, consigue mucha ventaja gracias a su superioridad física. Esto se debe a que tiene una construcción bastante potente, algo que traduce sobre la pista en todo momento. Ofensivamente es un jugador que consigue anotar con facilidad cuando penetra gracias a un primer paso explosivo y su potencia, la cual le permite definir absorbiendo el contacto del rival. Estos dos aspectos de su juego son explotados también en transición, donde se muestra peligrosísimo gracias a su velocidad. Por otro lado, es cierto que el tiro es un trabajo en progreso para Alkins, pues sus entrenadores dicen que tiene una ética de trabajo brutal y que está entrenando para ello, pero no ha conseguido establecer aún un lanzamiento firme, sobretodo desde la larga distancia. Uno de los aspectos más interesantes del jugador de Arizona es su manejo, pues si lo mejora un poco podría desenvolver un juego más espectacular aún, siendo capaz de ganar mayor ventaja con el bote. Como pasador, Alkins no ha mostrado aún todo lo que tiene que dar, su bote y velocidad le permiten ser creativo en P&R y doblar balones en penetraciones pero suele mirar más hacia canasta que a sus propios compañeros, pecando de egoísta en ocasiones. Así pues, podemos afirmar que Alkins es un jugador con una toma de decisiones algo mejorable, algo que se le ha perdonado hasta el momento por el bajo nivel que tenían sus compañeros pero que, con su llegada a Arizona, deberá corregir si quiere ser importante en las rotaciones de Miller.

Defensivamente,Alkins se muestra como un jugador poco entregado a la causa. Tiene todas las herramientas físicas para destacar, pues pocos jugadores pueden ganarle por velocidad y casi ninguno por fuerza. En cambio, su actitud pasiva en defensa provoca muchos desajustes, lo cual puede suponer una lacra importante para el equipo.

Comparaciones habituales: Lance Stephenson

Otras apuestas personales: 

Payton Prtichard, B (Oregon)
Mustapha Heron, E-A (Auburn)
Justin Jackson, A (Maryland)
Omari Spellman, P (Villanova)

@Jordi_Alfonso_1



Jordi Alfonso

    Comentar con Gmail
    Comenta con Facebook

0 comentarios :

Publicar un comentario