Noticias
Cargando...

NCAA: Nominados al Breakout Player of the Year


La NCAA es una liga donde la formación de los jugadores tanto en la pista como fuera de ella es posible durante su estancia en la universidad, ya sea uno, cuatro o más años (redshirt). Los cambios suelen ser complicados para todos, cuesta adaptarse a las cosas nuevas y a veces necesitamos cierto periodo para acostumbrarnos a lo que nos rodea. En el baloncesto pasa lo mismo, muchas veces los jugadores vienen de dominar física y técnicamente en sus equipos,  de acaparar todo el protagonismo y ser tratados como auténticas estrellas. Pero llega la universidad, y puedes ser muy bueno que si no lo demuestras y trabajas para ello no vas a conseguir nada, si no te adaptas y acoplas a tu nueva situación, tu nuevo rol, pasas desapercibido y se acabaron todas esas atenciones, todo el protagonismo, porque aquí la mayoría saben de qué va esto y tienes que saber hacerte un hueco.

En las últimas temporadas hemos tenido ejemplos más que claros de jugadores que habían dominado en categorías inferiores pero que no han sabido trasladar todo ese potencial en la liga universitaria. Como consecuencia de ello muchos han optado por presentarse al draft intentando ser elegidos gracias a su fama proveniente del instituto, ejemplo de ello son Diamond Stone (Los Angeles Clippers), Cliff Alexander (D-League), Aaron Harrison (Charlotte Hornets o Stephen Zimmerman (Orlando Magic). Estos chicos tal vez hubiesen necesitado un mayor periodo de adaptación o un entorno diferente en el que formarse, pero la NBA es muy apetecible y el dinero que conlleva también. Estos chicos suelen acabar luchando por hacerse un hueco en la rotación de los equipos cada verano, emigran a otros destinos o acaban perdiéndose en la D-League.

Es por esto que aplaudo la decisión de aquellos jugadores que son conscientes de que necesitan más tiempo en la universidad para adquirir las capacidades mentales, físicas y técnicas que requiere el salto a los profesionales. Incluso hay casos de chicos que desde el principio podía observarse que necesitarían algunos años en la NCAA porque si se desarrollaban bien podrían ser grandes jugadores.
A continuación os dejo la lista de jugadores que, desde mi punto de vista, podrían realizar un gran año después de pasar desapercibidos en la liga a los ojos del espectador.


Carlton Bragg (Kansas)
Puesto: AP
Estadísticas: 3.8pts-2.5reb-0.4asist

Altura: 6-10 (2.08m)
Peso: 240lb (108.9kg)

La temporada pasada fue muy complicada para el jugador de Kansas. El chico llegó al equipo de Bill Self con grandes expectativas y la promesa de que podía reconvertirse desde la posición de ala-pívot a la de alero. Desde luego este cambio de posición no le ha beneficiado nada, es más, ha decepcionado bastante en su primera temporada con los Jayhawks.

La buena noticia es que ha sido inteligente y ha decidido quedarse, como mínimo, una temporada más en Kansas. Esta situación puede ser interesante ya que en principio tendrá la oportunidad de jugar de 4 abierto, algo que le beneficiará bastante vista la configuración del equipo y los deseos del jugador (además parece ser que ha crecido algún centímetro desde que llegó a Kansas). Aun así cabe destacar que para considerar un strech forward a Bragg primero debe haber trabajado un poco más el tiro de 3, faceta en la que se mostró bastante inconsistente la pasada temporada.

El jugador de Kansas no es una bestia atlética, pero si ha mostrado velocidad y fluidez sobre la pista. Como hemos comentado antes, la mayor parte de su juego lo realiza de cara, por lo que el lanzamiento de media distancia está más que presente vistos sus problemas desde la línea de 3. Dicen que durante el verano ha ganado peso, lo que le permitiría desarrollar un juego ofensivo más amplio, permitiéndole jugar más cerca del aro y rebotear mejor. Aun así, tiene que mejorar muchos ámbitos en ataque como las penetraciones, sobretodo tras contacto. 

En defensa debe mejorar muchísimo también. Su físico de tweener no le permitía defender ni a los aleros rápidos ni a los ala-pívots pesados, esperemos que con el aumento de físico con estos últimos pueda rendir a un nivel óptimo. Su falta de explosividad y capacidad atlética le impiden cerrar el aro con solvencia, por lo que en penetraciones tampoco es un jugador que vaya a desenvolverse muy bien.

Bragg es un proyecto a largo plazo, que quizá necesite un año más en la NCAA, pero tiene talento y mucha energía, es un jugador que disfruta con este deporte y se le ve en la pista, veremos qué ha conseguido en verano y al final de la temporada juzgaremos si merece o no ser considerado la explosión del año.

¿Expectativas de futuro?: Un gran anotador de banquillo en cualquier equipo NBA.


 OG Anunoby (Indiana)
Puesto: A
Estadísticas: 4.9pts-2.6reb-0.5asist

Altura: 6-8 (2.03m)
Peso: 235lbs (106.6kg)

Anunoby es un jugador que llegó tapadísimo en los rankings de High School (247 lo catalogaba el 327º de la clase por ejemplo). Dotado con unas cualidades atléticas impresionantes, el alero de los Hoosiers demostró la temporada pasada el potencial que tiene para ser un jugador importante. Comenzando desde el banquillo y con poco protagonismo ofensivo, pero demostrando una capacidad atlética envidiable, puede que estemos ante el breakout player of the year, algo que no es moco de pavo.

En la presente temporada el jugador de Indiana deberá ser una de las piezas principales, junto con Thomas Bryant y James Blackmon JR, que lleve al equipo a lo más alto de la conferencia.
El jugador de los Hoosiers tiene un perfil físico más que interesante. A la capacidad atlética ya comentada anteriormente le tenemos que añadir una altura ideal para el puesto y una envergadura envidiable, algo que le facilita y mucho su labor cuando penetra hacia canasta y en transición, pues al ser un jugador muy rápido consigue entrar a gran velocidad y definir por encima del rival. Su mayor problema es el lanzamiento desde la media y larga distancia, esta última sobretodo, debido en gran parte por su inconsistencia en el tiro. Es un chico que tiene potencial porque pese a lo poco que lanza el porcentaje es bueno, pero está limitado al C&S. Además, se plantean dudas acerca de la capacidad para crear juego, tanto para él como para el resto de compañeros.

En el apartado defensivo es donde mayor impacto puede tener gracias a sus capacidades físicas y su esfuerzo. Es un chico con pies rápidos, aplicado, con una envergadura que le permite cerrar bien la penetración, intimidar y cerrar el aro con solvencia. Además, es un jugador que lee muy bien las líneas de pase, logrando bastantes robos.  

Anunoby es sin duda mi gran apuesta para esta temporada entre los jugadores que han pasado más desapercibidos, tanto por capacidades como por el contexto, pues se encuentra en un equipo que tiene muchas posibilidades de sorprender.


¿Expectativas de futuro?: Alero titular de un equipo NBA.


DJ Hogg (Texas A&M)
Puesto: A-AP
Estadísticas: 6.2pts-2.9reb-0.9asist

Altura: 6-9 (2.05m)
Peso: 220lbs (99.8kg)

La clase de recruit de Texas A&M fue muy buena el año pasado, llegaron jugadores muy interesantes como Tyler Davis, Eijah Thomas o el propio DJ Hogg. Los resultados, ciertamente, no han sido los que se esperaban, en primer lugar Elijah Thomas ha buscado refugio en otra universidad como es Syracuse y Hogg ha pasado bastante desapercibido.

Este año, con la salida de jugadores importantes, debería afrontar mayores responsabilidades y acaparar mayores focos. Un chico con un rango de tiro excepcional, que posee las cualidades necesarias para destacar en la liga universitaria y consolidarse como una de las principales amenazas de los Aggies. La pareja que puede formar con Davis es muy interesante ya que abriría el campo al resto de compañeros, podría ofrecer recursos en el P&R o incluso el P&P.

Hogg no es una bestia atlética, ni un jugador muy veloz, pero si gana fuerza podrá obtener bastante ventaja de sus rivales, pues tiene un tamaño muy bueno para la posición y es un chico bastante fluido. Su principal problema es la falta de esa capacidad atlética que le haga peligroso en transición o penetrando a canasta. Aun así, el chico se ha destapado como un tirador formidable, un jugador que toma grandes decisiones sobre la pista y que puede asumir tiros importantes si es necesario.
Su problema llega cuando debe utilizar su físico y no su cerebro, pues es más limitado que muchos jugadores, afectando al rebote, las definiciones en contacto y sobretodo defensivamente, donde los jugadores más rápidos consiguen que sufra y los interiores grandes lo hunden en la zona con mucha facilidad.

Esta temporada deberá demostrar que es más que un simple tirador, que puede jugar como 4 abierto en small ball mientras se desarrolla físicamente y sobretodo que puede ser el jugador que sustituya a House, siendo la referencia exterior principal de Texas A&M.

Comparación: Gran 6º hombre



Devin Robinson (Florida)
Puesto: A
Estadísticas: 9pts-5.6reb-0.5 asist

Altura: 6-8 (2.03m)
Peso: 200lbs (90.7kg)

El jugador de Florida lleva ya dos temporadas que parece que puede explotar pero se queda a medio camino, dotado con unas cualidades físicas más que interesantes, deberá afrontar más responsabilidades y ser más decisivo en un equipo falto de la garra que tenían anteriormente (qué magníficos recuerdos aquellos con Wibelkin, Patric Young…).

Hay que tener en cuenta que volverá de una lesión que le ha dejado fuera 4 meses, en pleno verano, sin poder entrenar su físico, por lo que debería llegar con una técnica más trabajada.
Robinson es un jugador que se maneja a la perfección en transición, un chico que muestra un gran despliegue físico en el campo, aunque es cierto que tiene capacidad para ganar más músculo. En el lanzamiento de 3, pese a no ser su mejor faceta, se muestra correcto, sobretodo en C&S. Un aspecto que debemos comentar también es su capacidad para crear juego, muy limitada por cierto, pues su flojo manejo del balón y su visión de juego son aspectos claros a mejorar.Cabe destacar que su capacidad reboteadora es excepcional gracias a su envergadura. 

Donde demuestra bastante potencial es en el aspecto defensivo, pues su combinación de pies rápidos, gran envergadura y movimiento lateral le convierte en un defensor perfecto para el perímetro. El problema es que su dedicación no siempre es la mejor, se despista con frecuencia y pierde de vista a su par, otorgando así puntos tontos.

Así pues, en la presente campaña debería mostrarse como una mayor referencia ofensiva y un jugador más centrado sobre la pista, que aporte más al equipo en su conjunto y sea más consistente. Tiene las armas físicas y recursos interesantes, sobretodo para equipos que busquen un alero que pueda defender y salir rápido en transición.

Expectativas de futuro: Gran suplente



 Por @Jordi_Alfonso_1



Jordi Alfonso

    Comentar con Gmail
    Comenta con Facebook

0 comentarios :

Publicar un comentario