Noticias
Cargando...

El campeón prometido


Una historia de promesas, de hazañas, de revancha. Un relato escrito en fina prosa por los dioses del baloncesto clásico -jamás contemporáneo-, que diseñaron este deporte para que nosotros, los humanos, podamos contemplar sin pestañeos seres de otra galaxia de lado a lado en un parqué. Hoy hablamos de una lucha contra 52 años de vida, contra un récord histórico, frente a un equipo temible y con la inocencia de una ciudad que nunca había alzado un trofeo de campeones. 

LeBron emocionado tras lograr el anillo para Cleveland.
Irónico ¿verdad? Irónico que Cleveland haya ganado la final a los Warriors con un triple. Irónico que lo haya hecho remontado un 3-1 -como hicieron Warriors contra Thunder-. Irónico. Los Cavaliers han hecho (por fin) lo que se esperaba de ellos, ni más ni menos, ganar un anillo. Eso sí, de que manera lo han hecho. No había otra forma, el primer campeonato para la franquicia de Ohio tenía que llegar de esta manera, sufriendo, remontando y completando la revancha contra el que se ha convertido en su peor enemigo: el Small Ball que capitanea el baloncesto moderno. LeBron lanzaba, hace poco más de 2 años, una promesa en su vuelta a Cavaliers (The Returns) y, junto con Kyrie, ese sueño del elegido se ha materializado en su tercer anillo.

LeBron con su hija tras la final.
LeBron no es un jugador cualquiera y los Cavaliers no son un equipo cualquiera. Lejos queda aquellos años iniciales del Rey en la franquicia, cuando el equipo sumaba espectaculares Regular Season pero caía en semifinales, en la final de conferencia o como en la 06/07 en la final de la NBA. Quizás algo parecido a lo que le ha sucedido a Warriors esta temporada: un récord empañado por no conquistar el trofeo, perdiendo los mismos partidos en Playoffs que en toda la temporada regular.Irónico.

Muchos achuchaban miedo, enfundaban que no se podía, que ni LeBron lo conseguiría y que Cleveland siempre sería un equipo maldito. Pero las estadísticas -y siento pecar de poca originalidad-, están para romperlas. Cleveland Cavaliers tiene por fin su merecido anillo, LeBron tiene su merecido sueño y algunos jugadores como Titán Thompson y Kyrie Irving tienen en su dedo índice el motivo por el que seguir mejorando y creciendo, tanto a nivel individual como en el entorno del equipo. 

Antes de cerrar esta temporada, de dejar a un lado mi desvelo, quería hacer una mención especial al verdadero Rey, el de todos los amantes del baloncesto. Las críticas fueron, han sido y serán duras. Sus fallos han sido, son y serán dolorosos. Pero con todo ello, nadie puede negar que estamos ante uno de los mejores jugadores de la historia y ante un hombre que puede superar todas sus marcas. Todo ello, cumpliendo promesas. Enhorabuena Cleveland, gracias por tu baloncesto.

Por Adrián Gómez (@Adri_DMC)






Adri DMC

    Comentar con Gmail
    Comenta con Facebook

0 comentarios :

Publicar un comentario