Noticias
Cargando...

Un legendario Lebron fuerza el séptimo (3-3)


Golden State Warriors 101-115 Cleveland Cavaliers

El Quickens Loans Arena fue testigo de como su equipo logró lo que parecía imposible, vivió como los Cleveland Cavaliers empataron las finales de la NBA que perdían 3-1 y con una exhibición legendaria de Lebron James el equipo de Ohio se disputará el título de la NBA la madrugada del domingo al lunes a las 2:00 de la madrugada (hora española).

Foto vía (ESPN)
El partido comenzó con gran intensidad por parte de los Cavaliers y con un desacierto tremendo en Golden State lo que dió origen a un primer parcial de 8-0, a esto hay que sumarle el problema de faltas de los de Oakland ya que en el primer cuarto Curry se colocó con 2 personales, los tiros entraban de manera fluida y los puntos en la pintura y al contraataque en los locales les hacían despegarse en el marcador, Irving, Lebron, Thompson, todos aportaban sus puntos mientras que los visitantes no eran capaces de generar buenos ataques y las pérdidas de balón y los fallos eran garrafales, en resumen, el peor primer cuarto de los Warriors en toda la temporada, 11-31 era el marcador al termino del primer cuarto, encarrilando así el empate en la eliminatoria.

Ya el inicio del segundo cuarto fue un poquito más esclarecedor para los Warriors que encontraron en los puntos de Curry el camino a seguir para intentar aferrarse al partido, sin embargo los Cavs y LeBron no estaban muy por la labor y seguían mostrando una soltura y firmeza tremenda, la única mala noticia, como viene siendo habitual en estas finales, fue la nula aportación de Kevin Love cuyo bagaje en esta primera parte fue de 3 faltas en 2 minutos de juego. Pero los Warriors querían aferrarse al partido y daban síntomas de poder hacerlo gracias a Curry y a la mejora defensiva que conseguían reducir la venta a menos de 10 puntos, pero fue un mero espejismo y de nuevo el trío formado por James, Irving y Thompson volvieron a poner el marcador en los derroteros del primer cuarto para llegar al descanso con el marcador de 43-59.

Foto Vía (ESPN)
Tras el descanso el partido siguió con la tónica de la primera parte con los Cavaliers dominando a sus anchas, un gran J.R. Smith e incluso Kevin Love se unieron al festín de LeBron e Irving que nos dejaron jugadas absolutamente espectaculares para las delicias del respetable en un Quickens Loans Arena que ya saboreaba la victoria de su equipo, mientras tanto en los Warriors únicamente Stepen Curry daba señales de vida mientras que se seguían acumulando las malas noticias y es que a la ya conocida baja de Bogut esta vez era Iguodala el que tuvo que retirarse a los vestuarios por unas molestias en la espalda, aún así los Warriors gracias a una gran racha final de Klay Thompson se ponían a únicamente 9 puntos, 71-80.

El último cuarto se resume en la figura de Lebron James, "The King" tiró de su equipo en ataque, anotando de todas las maneras posibles, en defensa, dirigiendo a su equipo y lo que es más importante, no dejando a los Warriors meterse de lleno en el partido, unos Warriors que reflejaron su desesperación en este partido con la expulsión Stephen Curry que tras ser eliminado por faltas arrojó el protector bucal contra un espectador, acto que le costó la expulsión y la mofa de los espectadores del pabellón de Cleveland, esto fue ya la gota que colmó el vaso y la puntilla a unos Warriors que no han aprovechado ninguno de los "match ball" y se jugarán el título en el séptimo partido.

Máx. Anotadores: James (41 ptos.); Curry (30 ptos.); Thompson (25 ptos.); Irving (23 ptos.)
Máx. Reboteadores: Thompson (16 rebs.); Green (10 rebs.); James (8 rebs.); Jefferson (6 rebs.)
Máx. Asistentes: James (11 asist.); Green (6 asist.); Iguodala (3 asist.); Smith (3 asist.)

@abraham23phx



Abraham Ortega García

    Comentar con Gmail
    Comenta con Facebook

0 comentarios :

Publicar un comentario