Noticias
Cargando...

Cleveland hace historia, campeones de la NBA.


Cleveland Cavaliers 93-89 Golden State Warriors

Foto Vía (@NBA)
Más de 25.000 personas en el Oracle Arena y millones de personas en todo el mundo se daban cita para vivir un partido que pasará a la historia del baloncesto como es un séptimo partido de unas finales de la NBA, y resulto ser uno de los partidos más épicos de la historia que sirvió para coronar la gesta de los Cleveland Cavaliers y de Lebron James que gracias a un triple decisivo de Irving hizo que el equipo de Cleveland se coronase y alzase con el trofeo Larry O`Brien por primera vez en su historia.

El partido, como suele ser habitual en los séptimos, empezó con nervios e imprecisiones en ambos equipos y con la novedad por parte de los Warriors de la introducción de Festus Ezeli en el quinteto titular. Los Cavaliers comenzaron el partido con la idea clara de atacar la pintura de Warriors y ahí sacaron tajada con 16 puntos en la pintura y co
n el dominio en el rebote con un Lebron incisivo en ataque aunque desacertado en el cuidado del balón y un Kevin Love aportando puntos y rebotes, por parte de los Warriors muchos fallos y sobretodo un sobreexcitado Harrison Barnes que perjudicó más que ayudó aunque los tiros de 3 de Curry y Thompson desatascaban el ataque de los de Steve Kerr, máxima igualdad en un primer cuarto que acabó con un 23-22 favorable a los Cavs.

Foto vía (@NBA)
El segundo cuarto se caracterizó por los fallos de los Cavaliers en los tiros de 3 y por un Draymond Green que se erigió como el líder de su equipo en ataque anotando los tiros de 3 y mostrando su mejor versión en defensa e intimidación, intercambios de canastas se sucedían en ambos equipos hasta que una vez más Green decidió dar ventaja a su equipo, sus 22 puntos al descanso y su liderazgo en defensa otorgaron una ventaja para su equipo de  42-49.

Tras el descanso los dos equipos nos tenían reservado lo mejor, un parcial demoledor de 16-4 liderados por un impresionante Kyrie Irving secundado por Lebron y acompañado por un buen Smith los Cavaliers daban la vuelta al marcador, pero obviamente la reacción de los Warriors llegó, como no, de la mano del MVP, Stephen Curry con su capacidad de anotar puntos en apenas segundos, Draymond Green seguía enchufado desde el triple y el renacido, Shaun Livingston pusieron otra vez la igualdad en el marcador, las espadas estaban en todo lo alto, ningún equipo se guardaba nada y llegábamos al último cuarto con el marcador de 75-76.

Foto vía (@NBA)
El último cuarto se puede resumir perfectamente en los dos últimos minutos, empate a 89, contraataque de los Warriors, entrada de Iguodala y tapón monumental de Lebron James que quedará como una de las imágenes más memorables de la historia de la NBA, posteriormente Kyrie Irving, a falta de 53 segundos, en un uno contra uno contra Stephen Curry clavó un triple monumental que supondría la victoria de su equipo y que quedará, también, en los anales de la historia del baloncesto, posteriormente la precipitación y los malos tiros de Curry hicieron que los Warriors se despidiesen de un título que lo tenían en la mano con el 3-1 y esto hace más grande la gesta de los Cavaliers ya que son el primer equipo que remontan tal desventaja en unas finales de la NBA.

MVP LeBron: Como no, el mejor jugador del mundo se alzó como MVP indiscutible de unas finales inolvidables, James ha liderado las finales en puntos, rebotes, asistencias, tapones y robos de balón, sencillamente brutal y entre lágrimas "The King" se alzaba con el trofe Bill Russell a mejor jugador de las finales de la NBA 2015/2016.

Máx. Anotadores: Green (32 ptos.); James (27 ptos.); Irving (26 ptos.); Curry (17 ptos.)
Máx. Asistentes: James (11 asist.); Green (9 asist.); Iguodala (4 asist.)
Máx. Reboteadores: Green (15 rebs.); James (11 rebs.); Iguodala (9 rebs.)

Abraham Ortega



Abraham Ortega García

    Comentar con Gmail
    Comenta con Facebook

0 comentarios :

Publicar un comentario