Noticias
Cargando...

Reinventarse o morir


Si ya todo equipo de baloncesto en nuestro país más allá de Barça o Madrid tiene dificultades para competir a nivel económico con grandes presupuestos de equipos Rusos, Turcos y similares si a esto le sumamos el handicap (desgraciadamente) del basket femenino obtenemos un cóctel explosivo muy difícil de controlar.

Foto: Xavier Marques
Y en esa situación es cuando hay que valorar que un equipo partiendo de nada sea capaz de llegar a la élite del baloncesto europeo, y más aún cuando año tras año (y en ocasiones también a mitad de temporada) pierdes a las piezas más importantes de tu equipo.

Eso lleva haciendo durante años Uni Girona y este no está siendo una excepción. Tras ganar la Liga Femenina, de manera inesperada, la temporada pasada solo consiguió mantener a dos jugadoras para esta temporada. Aún así empezaron la temporada con un gran nivel de la mano de Chelsea Gray, una jugadora norteamericana capaz de hacer cualquier cosa con el balón y, por consiguiente, con el rival.

Pero tras destacar en la Euroliga muchos fueron los equipos interesados en hacerse con los servicios de la base americana y ni Girona ni ningún equipo español puede competir con el dinero de los grandes clubes europeos. Y en ese punto solo había una opción, reinventarse; porqué rendirse no está en el ADN de este club. Y tras un par de meses en que los partidos casi se podían contar por derrotas se empieza a ver la luz al final del túnel.

De la mano de Miguel Ángel Ortega Uni girona ha cambiado el juego bonito y la magia que daba Gray por la defensa agresiva. Presión a todo el campo, dos contra uno, robos, pérdidas forzadas...El equipo de Girona ha conseguido jugar a un nivel con el que puede ganar a cualquiera. Y es que no solo consiguieron la segunda victoria en Euroliga sino que además llegó la tercera ante el nuevo equipo de Gray que se vio sobrepasada por la increíble defensa y juego coral que mostró el equipo de Ortega.

Y tras esto solo me queda pedir una cosa: demos una oportunidad al baloncesto femenino. Dejemos a un lado por un dia la NBA, la ACB, la Euroliga y vayamos a ver un partido de basket femenino. La pasión y las ganas que son difí
ciles de ver en otros partidos. Basket en esencia para que todos los amantes de este deporte disfrutemos. Y si eso sucede solo tendremos que esperar, y pronto los clubes españoles se convertirán en referentes europeos. Porqué el dinero no hace la diferencia; la diferencia la hacemos los aficionados: disfrutad.




Eduard Rius

    Comentar con Gmail
    Comenta con Facebook

0 comentarios :

Publicar un comentario