Noticias
Cargando...

Tim Duncan: ¿El mejor ala-pívot de la historia?


Nadie duda de que Duncan es parte de la historia de la NBA, una leyenda que será incluida en el Hall of Fame y recordada por todos los fans de esta liga, pero ¿es realmente el mejor ala-pívot de la historia?

Cualquier jugador joven de la NBA soñaría con llegar donde ha llegado Tim, su palmarés lo dice todo: cinco campeonatos de la NBA, tres veces MVP de las finales, dos MVP´s de la temporada regular, quince veces all-star, una vez MVP del partido del all-star, múltiples selecciones para los mejores quintetos de la NBA, rookie del año 1998 y muchos más reconocimientos, además de ser el máximo anotador histórico de la franquicia de San Antonio. Duncan ha demostrado que tiene una calidad y una inteligencia que rara vez se encuentran en un jugador interior y esta última temporada ha vuelto a demostrar que está entre las estrellas de la liga, a pesar de llevar casi 20 años en la NBA. En los inicios de su carrera tuvo la gran suerte de jugar juno a David Robinson, un pívot del que aprendió mucho y que le ayudó a crecer como jugador.

En este artículo vamos a intentar dilucidar si Tim merece ser tratado como “el mejor ala-pívot” de la historia. Claro está, que no pretendo convencer a nadie de nada, simplemente, aportar datos para que sea el lector quien tome la decisión.

Es evidente que pocos power forwards puedes competir con Tim Duncan en el apartado estadístico, los únicos que tienen estadísticas similares a las de Tim son Malone, Barkley y Nowitzki, y será con estás tres leyendas con quien compararemos a nuestro protagonista.

Comenzamos con Malone, un 4 que muchos consideran como el mejor de la historia. Karl Malone era un jugador con un físico espectacular que sorprendía con su gran arsenal de recursos ofensivos y que formó, junto a Stockton, una de las mejores parejas base-interior de la historia. En el apartado estadístico promedió 25 puntos, 10 rebotes, 1’4 tapones y 3’6 asistencias por partido, números a la altura de muy pocos. Lo único que quizá le reste puntos frente a sus rivales es que nunca ganó un anillo de la NBA. Entre sus reconocimientos destacan dos MVP’s, catorce veces all-star, 11 veces en el mejor quinteto de la NBA, tres veces en el mejor quinteto defensivo de la liga y dos veces MVP del partido del All-star. Y no nos olvidemos de que es el segundo máximo anotador de la historia sólo por detrás de Abdul-Jabbar.

Otro de los mejores 4 de la historia Charles Barkley. Sir Charles era un jugador especial, un jugador capaz de sorprender a cualquiera, tanto por su forma de juego como por su personalidad. Cabe también destacar que Barkley está considerado como uno de los mejores interiorres de la historia, a pesar de medir solo 1’95, dieciséis centímetros menos que Duncan, once menos que Malone y dieciocho menos que Dirk, pero por lo visto, la altura nunca fue un problema para él. Sus promedios por partido fueron de 22’1 puntos, 11’7 rebotes, 0’8 tapones y 3’9 asistecias.

Por su parte, Nowitzki tampoco se queda corto y es, sin duda, uno de los mejores jugadores europeo de la historia (sino el mejor). Dirk tiene una muñeca mágica, capaz de anotar tiros imposibles y con unos movimientos en el poste majestuosos. A lo largo de su carrera ha sido seleccionado para jugar el partido de las estrellas en doce ocasiones, ocho veces para los mejores quintetos de la NBA, un MVP de la temporada regular, un MVP de las finales, ganador de un concurso de triples… Sus promedios por partido son de 22’2 puntos, 7’9 rebotes, 2’6 asistencias y 0’9 tapones. 

Ahora que sabemos un poco más de cada uno de los competidores, podemos tomar la decisión de si realmente Duncan merece ser tratado como el mejor “power-forward” de la historia. Sin duda los cuatro candidatos son impresionantes y cada uno de ellos destaca en un faceta del juego; la inteligencia de Duncan, la potencia de Malone, la actitud ganadora de Barkley, la calidad de Dirk en el aspecto ofensivo… Es una decisión difícil, pero si hemos llegado hasta aquí, seguro que ya tenemos en mente el que, para nosotros, es el mejor. Aunque me ha costado tomar la decisión, yo he decidido quedarme con el crack de los Spurs. Quizá en ciertos aspectos este un poco por debajo de alguno de sus competidores, pero en general, creo que es insuperable. Su inteligencia, sus movimientos en la pintura y su personalidad lo convierten, en mi opinión, en el mejor ala-pívot de la historia del baloncesto y en uno de los mejores jugadores.




Alberto Arracó

    Comentar con Gmail
    Comenta con Facebook

0 comentarios :

Publicar un comentario