Noticias
Cargando...

Serbia sufre para derrotar a Alemania (68-66)


Superlativo, no hay adjetivo más correcto para describir el partido que hoy nos han regalado ambas selecciones, absolutamente sensacional. Ambos conjuntos han jugado un partido de absoluta igualdad, constantes alternancias en el marcador han sido la tónica dominante del encuentro.  

El partido ha comenzado con un ritmo rápido como consecuencia del desacierto de Teodosic, y es que el base serbio no lograba hacerse con los mandos del juego. Mediado el primer cuarto, Alemania ha logrado una ligera ventaja en el marcador gracias a su gran movimiento de balón, concretamente un 10-15 a su favor.

A partir de este momento, los hombres de Djorjevic han comenzado a desarrollar un juego mucho más fluido y poco a poco han recortado esa ligera desventaja. A la conclusión del primer periodo, el marcador reflejaba un 19-18 a favor de Serbia, resultado que demuestra a la perfección la igualdad existente.

En el segundo cuarto, Alemania ha salido a pista con mucha más agresividad. El ataque era comandado por Nowitzki, que a través de sus puntos ha logrado colocar un 19-23 en el marcador, el cual ha obligado a Serbia a pedir un tiempo muerto para poder parar la sangría.

El gran acierto del combinado alemán desde la línea de tres puntos les ha permitido mantener una renta de aproximadamente cinco puntos a lo largo de casi todo el cuarto, hasta disfrutar de una ventaja de 38 a 31. En este momento, la selección de Serbia ha encadenado un parcial de ocho a cero para irse a los vestuarios uno arriba.

Tras el descanso, Alemania ha sorprendido con la intensidad de su defensa, dejando a Serbia en tan solo dos puntos en los cinco primeros minutos del tercer cuarto, y es que ambos equipos se encontrabam muy atascados. Sorprendía en este momento el desacierto que comenzaba a tener Milos Teodosic desde la larga distancia, algo muy extraño en el base serbio.

La conclusión del tercer cuarto llegaría a través de una canasta de Erceg en el último instante, canasta que colocaría un marcador de 50-48 a favor de Serbia.

El último cuarto ha sido donde realmente ambas selecciones han sacado a relucir todo su arsenal, pero ni esto lograba desatascar su juego. A falta de cinco minutos para el final había un empate a 56 en el marcador, posteriormente, los dos equipos llevarían a cabo un intercambio de canastas hasta un nuevo empate a 66 a falta de tan solo 25 segundos para el final.

La ultima posesión quedaba de esta forma en manos de Serbia, pero el hecho de que a los alemanes contaran todavía con dos faltas hasta incurrir en bonus, provocó que al final tan solo contaran con 3,7 segundos para llevar a cabo su jugada.

A la salida del tiempo muerto, una elaborada jugada de pizarra dió lugar a que el balón llegase a manos de Bjelica, el jugador serbio lograba encestar a través de una gran bandeja la canasta de la victoria para el conjunto serbio, con un apretadísimo marcador final de 68-66.

Como hombres destacados del encuentro encontramos al eterno Dirk Nowitzki con un doble doble de 15 puntos y 10 rebotes, y a Tibor Pleiss con 13 puntos a los que ha sumado 7 capturas. Por parte de la selección de Serbia, el jugador más destacado ha sido otra vez Bjleica, aunque en esta ocasión se ha quedado en solo 12 puntos. Lo más soprendente han sido los nueve fallos de Teodosic desde el triple, algo muy difícil de ver en un jugador de su clase e importancia.




Andres Rodríguez Huesca

    Comentar con Gmail
    Comenta con Facebook

0 comentarios :

Publicar un comentario