Noticias
Cargando...

Repaso al NBA África Game 2015


Durante la emisión de nuestro pasado podcast, Ronda de Tiro, me dediqué a dar detalles y datos sobre lo que sería un encuentro histórico y trascendental para la NBA, de cara a su proyecto de globalización, el primer África Game. El pasado sábado a las 15:00 (hora peninsular), podríamos decir que la nueva campaña tuvo su carta de presentación en el Ellis Park de Johanesburgo con la celebración de este evento emitido por Movistar + en nuestro país.



El partido enfrentó a dos equipos, uno con jugadores de representación africana o con familia directa africana en la NBA actual (Team África), acompañados de la sorprendente aparición de dos grandes leyendas africanas, de origen congoleño y nigeriano con ya varias décadas a sus espaldas, como fueron un Dikembe Mutombo que no ha olvidado como atrapar rebotes y un Hakeem Olajuwon que todavía sigue dando clases de como bailar un claqué perfecto en el poste a sus 52 años. Estos últimos, también fueron los embajadores de este partido asignados por el propio Adam Silver a lo largo de las últimas fechas. Su equipo, fue dirigido por el entrenador de los San Antonio Spurs, Gregg Popovich y capitaneado por un Luol Deng al que acompañaron Giannis Antetokounmpo, Festus Ezeli, Nico Batum, Boris Diaw, Gorgui Dieng, Bismack Biyombo, Luc Mbah Moute y Al-Farouq Aminu.

Por otra parte, el otro equipo fue el formado por jugadores NBA (Team World), y comprometidos para jugar y sumarse a esta causa de recaudación de beneficios para ayuda social en el continente africano. El entrenador fue Lionel Hollis, principal responsable de Brooklyn Nets, que ejerció como máximo representante junto a un Chris Paul capitán, y muy activo en este tipo de propuestas. En el roster, este último estuvo respaldado por Pau y Marc Gasol, Trey Burke, Marcus Smart, Evan Turner, Trey Burke, Bradley Beal, Nikola Vucevic y Kenneth Faried.

En lo que al encuentro se refiere, estuvo dominado "de cabo a rabo" por el Team África desde el primer minuto, con un ritmo muy alto y una anotación muy consistente con grandes porcentajes de acierto, en mayor medida en situaciones de contragolpe. En líneas generales, tuvo mucho parentesco con un partido de All-Star, especialmente si comparamos la pasiva defensa, especialmente en los instantes iniciales. Un intratable Giannis Antetokounmpo con la ayuda de Luol Deng, se encargó de liderar al equipo de África, para que estos lograran imponerse hasta por casi 20 puntos de diferencia, al cierre del primer acto.

A su vez, los chicos de Hollins, que partían como favoritos, jugaron un primer período en el que el aro parecía encogerse en los lanzamientos desde la larga distancia, todo lo contrario a lo que posteriormente veríamos en una segunda parte en la que cada tiro acababa dentro, si se trataba de Chris Paul o incluso de un Bradley Beal que devoraba el aro rival con diversas combinaciones de mates con la ayuda de varias sucesiones de triples limpios. Finalmente, gracias a esta última faceta, triple tras triple y gracias a las rápidas y efectivas transiciones defensa-ataque, el equipo del Mundo se hizo con la victoria por un ajustado 101-97. Con el espectáculo concluido, el MVP lo compartieron curiosamente ambos capitanes. Fue algo muy emocionante, con mucho éxito a nivel mundial. Gracias a esto último, altos cargos de la liga, ya se plantean repetir esto año a año.



Saúl Roel

    Comentar con Gmail
    Comenta con Facebook

0 comentarios :

Publicar un comentario