Noticias
Cargando...

Entrevista a Alex Llorca



Desparpajo, ilusión, trabajo y calidad. Álex Llorca ha demostrado ya sobradamente, pese a su juventud, que posee esas cualidades. Es una mezcla que, bien llevada, puede significar triunfo, y en el caso de Álex, ¡desde luego lo está significando! Pero, ¿quién en es Álex Llorca?, ¿dónde empezó a jugar a Baloncesto?, ¿qué es lo que le ha llevado a ser convocado con la selección estatal para el 3x3 de los Juegos Europeos?, ¿qué saca de lo que lleva jugado en las máximas categorías?, y… ¿Qué hay de su futuro?... Con todos ustedes, ¡Álex Llorca! 


Empezaste a jugar a baloncesto en el Círcol Catòlic de l’Hospitalet, uno de los históricos de Cataluña. ¿Aún mantienes relación con compañeros o entrenadores de allí? ¿Cuál es tu recuerdo de aquellos años?

Todos los recuerdos que tengo de esa época con el Centre Catòlic son muy bonitos y especiales ya que fueron mis inicios como jugador de baloncesto. Después de tantos años es difícil mantener una relación intensa pero cuando coincido con algunas personas que aún siguen trabajando en el club, la relación es muy buena ya que les tengo mucho cariño porque me han visto crecer y parte de lo que soy ahora se lo debo a ellos.

 Siendo pre-infantil, el Cornellà se interesa por ti. Y el año siguiente el Barça. Imagino que fue motivo de mucha alegría…

 Fue una alegría brutal ver que equipos así se empezaban a interesar por mí. Recuerdo que el Barça realizó una prueba, que era un entrenamiento, y que yo salí de ahí siendo jugador del Barça. Creo que ese momento no lo olvidaré nunca… Estaban mis padres y mi tía, y salí llorando de alegría y me abracé a ellos. Para mí, siendo tan niño, era un sueño jugar en un club como el Barcelona.

¿Fue muy brusco el cambio entre jugar en el Círcol y, después, en el Barcelona?

Noté el cambio sobretodo en el nivel de mis compañeros y de la competición. No es lo mismo jugar de pequeño en el club de tu ciudad, a jugar campeonatos de Cataluña i de España donde juegas contra equipos como el Real Madrid, Estudiantes, Gran Canaria, etc. 

 Años más tarde llega tu primera experiencia en la segunda categoría nacional, con solo 18 años. ¿Fue complicado para ti entrenar y jugar contra jugadores tan experimentados? 

 Noté mucho el cambio. Yo con 17 años ni me afeitaba (risas) y, en mi primer año senior, estaba jugando en una de las mejores ligas de Europa. La verdad es que fue difícil y duro pero creo que aporté muchas cosas buenas al equipo y tuve la suerte de disputar minutos. También valoro mucho haber compartido, con 17 años, vestuario con gente veterana de la que aprendí muchísimas cosas.

 ¿Qué es lo que sacas de tu primera experiencia ACB?

Entrar en la ACB fue un cambio espectacular. Aprendí mucho de jugadores que han jugado muchos años en la máxima categoría. Esa experiencia me llevó a confiar mucho en mí y ver que con trabajo todo es posible.

 ¿Y cuándo se acabó esa experiencia?...

 Cuando se acabó la experiencia me sentí mal porque parecía que había acabado un sueño del que nunca me quería despertar, pero pensé que aún era joven y me quedaba mucho camino por recorrer. ¡Ahora trabajo duro para volver a soñar!

Has estado estas últimas cuatro campañas en la Adeco Oro. ¿En qué has mejorado?

Estar en la Adecco Oro me ha hecho madurar mucho como jugador y mejorar muchos aspectos de mi juego como el tiro. Además he aprendido a ser más regular. También he mejorado a la hora de jugar minutos importantes.

De todos los entrenadores que has tenido, ¿de quién has aprendido más?

He tenido la suerte de tener muy buenos entrenadores a lo largo de mi carrera, no podría hablar mal de ninguno. Desde los que tuve en mis inicios: Miguel, Mario,…; en mi primer año como profesional: Izquierdo y Mateo; mi primer año en la ACB, Ponsarnau; hasta los que he tenido en LEB en los últimos años: Berni, Berrocal, Rubén Perelló, Joaquín y Lisardo. Me dejo un montón, todos son magníficos entrenadores.

¿Veremos por fin a Álex Llorca de nuevo en la ACB la próxima temporada? ¡Has sido de los mejores exteriores de la segunda categoría! 

Ojalá… Como te he dicho antes, es uno de mis objetivos y un sueño poder volver a jugar en la ACB. Ahora soy un jugador más maduro y me veo preparado para dar el salto. De momento me dedico a trabajar muy duro para seguir mejorando como jugador. ¡Lo que tengo claro es que no me voy a rendir y espero conseguir ese objetivo cuanto antes! Ojalá sea este año.

Cambiando un poco de tema. ¿El verano sirve para descansar o para seguir trabajando?

El verano para mí es muy importante, sobretodo estos últimos años. Es el gran momento para mejorar individualmente, aunque también para descansar. Pero yo siempre pienso: ¡Mientras unos descansan, otros entrenan para matarte! Esa es mi mentalidad.

Juegos Europeos. ¡Habéis hecho historia con esa plata! ¿Esperabais ese éxito?

 Lo que hemos vivido en Baku ha sido una experiencia inolvidable. Desde la convivencia en una villa con más de 6.000 deportistas de diferentes deportes, hasta las instalaciones,… Y si le sumas que hemos conseguido una medalla de plata, pues es para estar muy contentos, porque la verdad es que no pensábamos llegar a la final. Hay equipos que solo se dedican a jugar en los 3x3, así que para nosotros es un éxito que vamos a recordar durante mucho tiempo.

Tú has sido realmente determinante para ir pasando las fases. Máximo anotador de
España en cuartos, en semifinales (compartido) y en la final, con 9 puntos. ¿Sales muy
reforzado de este campeonato?

Todos hemos sido determinantes pero sí que he salido muy reforzado del 3x3, sobre todo por la dureza con la que se juega en este tipo de campeonatos. Nunca había visto algo igual.

¿Qué ha sido lo más divertido que os ha pasado en Bakú?

 Hemos vivido muchos momentos divertidos. De camino a las instalaciones, teníamos un rato en el bus e íbamos, desde que salíamos de la villa hasta el campo, ¡con la música a tope! Nos reíamos mucho (risas). También han sido divertidos los piques a la PlayStation, las vueltas en bicicleta por la villa,… ¡Realmente nos hemos reído mucho!

¿Repetirías la experiencia?

Repetiría la experiencia sin ninguna duda, ha sido increíble. La estancia en la villa olímpica ha sido prácticamente igual que en unas Olimpiadas y el hecho de convivir más de 6.000 deportistas de diferentes deportes es una experiencia única. También ha sido espectacular comer en un comedor gigante donde te encuentras a todo tipo de deportistas, las instalaciones,… En fin, ha sido una experiencia, como digo, única. Ojalá se vuelva a repetir muy pronto. Si a todo esto le sumas que hemos ganado la medalla, pues la experiencia es aún más especial.

¿Ves muy lejos ser miembro de la selección española absoluta en un Mundial o un Europeo?

 Pienso que estar entre los jugadores de una selección absoluta es muy difícil y aún me queda mucho, pero como mi mentalidad es tan positiva siempre, pienso que todo es posible y por eso nunca te diría que esa opción no existe.

¿Cómo fue el proceso de selección para los Juegos Europeos? 

 De la selección de los jugadores para el equipo 3x3 se encarga Jaume Comas. Él es el que se encarga de elegir a los jugadores que cree que le pueden dar más rendimiento. Yo encantado de poder formar parte del equipo. Así que le tengo que dar las gracias por escogerme y darme la oportunidad de vivir algo así, que es único.

Por último, ¿con qué miembro del equipo has congeniado más?

Hemos congeniado todos muy bien. Ya nos conocíamos de jugar en otros partidos o torneos pero, evidentemente, vivir algo así con uno de mis mejores amigos, como es Nacho Martín, ha sido fantástico. Encima hemos compartido habitación y nos lo hemos pasado en grande.


@SamuMartnez



Sergio Ochoa

    Comentar con Gmail
    Comenta con Facebook

0 comentarios :

Publicar un comentario