Noticias
Cargando...

Dante Exum se lesiona de gravedad




Sin duda, una de las malas noticias en el entorno baloncestístico y en la NBA en las últimas fechas. El base de 20 años, actualmente militante en los Utah Jazz, Dante Exum ha sufrido una rotura del ligamento cruzado de su rodilla izquierda, en un partido preparatorio de cara al  FIBA Oceanía con la selección australiana. La lesión de Exum, ha paralizado un poco los planes de futuro de los Jazz de cara a la próxima campaña, si hablamos de posiciones exteriores. 

El joven base, venía de hacer una campaña de novato muy por debajo de las expectativas en relación a su elección en el Draft del año pasado, la cual no había sido muy baja precisamente, ya que nuestro protagonista llegó a ser integrante del Top 5, siendo desde un primer momento la próxima gran estrella australiana y posiblemente líder en un futuro de los chicos de Quin Snyder. A pesar de su riguroso inicio en la NBA, en cuanto a nivel de juego y aportación en la pista, durante la pasada y recién estrenada Summer League de Utah, consiguió ser uno de los claros referentes del quinteto titular, llegando a obtener unos promedios superiores a la veintena de puntos, acompañados de números muy parejos en la faceta de las asistencias junto con la de los rebotes.

Este jugador, se convierte en el quinto de ese gran Top10 que nos ofreció su Draft, que ha caído de lesionado de gravedad. Este, es un dato que preocupa mucho hoy en día al aficionado y a los propios gerentes de las "franquicias afectadas", ya que si estos grandes percances no son curados bien, podríamos perder parte importante de las carreras de 5 grandes jugadores en un período de tiempo inferior a 1 año, integrantes de una generación que está llamada a ser muy trascendental incluso a nivel histórico.

Exum ,se suma a un Julius Randle entre otros, quién en apenas 15 minutos en cancha como profesional, se "partió" la tibia frente a Houston Rockets tras anotar 2 puntos. Además unos meses más tarde, todavía en la primera mitad del curso 2014-2015, Jabari Parker se perdería optar al premio de novato del año, junto con un Aaron Gordon que había dejado destellos de su impresionante capacidad física y atlética en Orlando. A estos, también conviene sumarles el caso de Joel Embiid, ya que su pié sigue dando auténticos quebraderos de cabeza en Philadelphia y entre algunos fieles seguidores de este deporte, los cuales ya le han bautizado como una segunda versión del caso de Greg Oden.

Clase de 2014, hasta ahora maldita, con mucha mala suerte, con mucho por demostrar y con un oro que relucía hace poco más de un año en el Barclays Center y que poco a poco y desgraciadamente se va desvaneciendo.

                                                       Por @saulroel



Saúl Roel

    Comentar con Gmail
    Comenta con Facebook

0 comentarios :

Publicar un comentario