Noticias
Cargando...

Por una NBA competitiva




Si nos introducimos en el All-Star y en la NBA en concreto,hace 2 o 3 años, descubriremos que jugadores como Josh Smith, Dwigh Howard o Rajon Rondo, relucían combinando muy bien la originalidad con la capacidad atlética y condición física para hacernos disfrutar en el pabellón o desde casa, del evento por excelencia de la mejor liga de baloncesto del mundo junto con las Finales. En las últimas fechas, ha habido protestas por parte de todo tipo de personas, tanto aficionados como altos cargos de la propia asociación relacionadas con el nuevo término "tanking" o, con otro aspecto complicado de tratar y resolver, los récords de cada franquicia en posiciones finales de Playoffs, en mayor medida referidos a la Conferencia Este, la cual, han tenido un balance y un nivel riguroso en comparación con "El salvaje Oeste". 

via vavel.com
A nivel histórico, esto ha ido sucediendo con frecuencia, a excepción de la famosa y conocida época dorada de los Bulls y Jordan, que acompañados con los Celtics de Larry Bird lograron igualar ambas fuerzas, llegando a acumular 9 anillos en 17 años entre los dos.

Desde 2013 hasta 2015, los conjuntos que cerraron las posiciones de acceso a postemporada en el octavo puesto, concluyeron las mismas, con porcentajes inferiores al 50% de triunfos a lo largo de la regular season, todos ellos cosechados en un número inferior a los 40.

Nets, Bobcats (actuales Hornets) y Bucks entre los cursos recientemente nombrados, han sido las principales franquicias protagonistas de dichos acontecimientos.Si comparamos y sumamos los resultados o victorias de primera ronda, los únicos que se salvan de este pésimo rendimiento son los de el puente de Brooklyn, que en dos ocasiones de forma consecutiva lograron alzarse con la victoria frente a los reivindicados Hawks en la 2014-2015. Sin embargo, tanto los de Wisconsin como los de Carolina del Norte, esperaban hacer grandes cosas, pero finalmente cada uno volvió a su casa con un 0 en sus respectivos casilleros. 

Esta exigencia y resultados tan por debajo de las expectativas asignadas, pueden tener su principal causa con los "cracks" mencionados en las primeras líneas. Dwight, Josh o el bueno de Rajon, han sido traspasados al Oeste, dejando rasgos pobres a la Conferencia en la que han estado un buen tramo de sus respectivas carreras. Además, Magic y Pistons han quedado muy mermados por estos movimientos, siendo los Celtics los únicos que han salido beneficiados, de dicha operación. Rockets, Mavs y ahora Sacramento, han procedido hacerse con los derechos y servicios de estos 3, pensando en una mejora colectiva e individual.

También con la apertura del mercado de traspasos, Paul Pierce, en el tramo final de su carrera ha abandonado Washington D.C. para poner rumbo a Los Ángeles con el fin de defender la camiseta de los Clippers acompañado de Lance Stephenson que no cuajó en su único año en Charlotte.

Trasladar 3 estrellas o incluso 4 tratándose de Pierce del lado más débil al lado más fuerte, puede parecer sencillamente un disparate, sobre todo si vas a favorecer a aquel "bando" que se encuentra bien, cuando teóricamente lo que se supone es que hay que encontrar el equilibrio y la proporción adecuados, para que todas las fuerzas estén igualadas.También, podría ser una un a vía de escape, vetar algún traspaso para resolver esta crítica situación, pero de una forma u otra, hay que salvar el Este, teniendo en cuenta que en el pasado Draft, de hace ya varias semanas, entre los 15 primeros puestos sigue habiendo más franquicias del Este que del Oeste (8).

@SaulRoel



Saúl Roel

    Comentar con Gmail
    Comenta con Facebook

0 comentarios :

Publicar un comentario