Noticias
Cargando...

La vuelta a la agencia libre de Lebron Jame$


Como ya viene siendo costumbre, Lebron James este verano ha vuelto a la agencia libre. Lejos de esperar otro repentino cambio de equipo como ya pasara dos veces en su carrera, se espera que sea una simple maniobra para mejorar su salario. Ahora bien, ¿era necesario?. Recordemos que Lebron James en su vuelta a Cleveland, donde comenzaría su andadura en la NBA como número 1 del draft del año 2003 y donde militaría en sus 7 primeras temporadas en la liga, firmó un contrato por 4 años y 88 millones de euros, lo que le hubiera dado unos ingresos brutos de unos 20’6 millones esta temporada. No contento con ello, Lebron James se guardó un pequeño as en la manga. El jugador de natural de Akron, 5ª ciudad más poblada del estado de Ohio, decidió guardarse una cláusula de ruptura unilateral del contrato por parte del jugador. Ahora, con esa opción ejercida tan solo una semana después de que el equipo perdiera las finales de la NBA ante Golden State Warriors, se especula que el “mejor jugador del planeta” pida alrededor de 1’5 millones más. Además, se especula que el jugador volverá a firmar la misma cláusula de salida unilateral anual, ya que el gran incremento del tope salarial por los derechos de televisión podría llegar a partir de la temporada 2016-2017. Lebron James para ese entonces y hablando a modo de especulación, claro está, rompería su tercer contrato seguido, volviendo a salir a la agencia libre a por otra buena suma para su cuenta.


Pero claro, hablamos del hipotético caso de que quiera volver a firmar por Cleveland, pero ¿Y si se ha cansado ya de su retorno al estado de Ohio y pueda volver a recalar en algún otro equipo que le proponga otro proyecto ganador? ¿Y si Cleveland no está dispuesto a alcanzar las pretensiones económicas y los constantes cambios de contratos del astro? ¿Y si llega de por medio alguna otra oferta mucho más tentadora que pueda hacer cambiar de opinión al Rey?. La intención que manifiesta en todo momento el representante de Lebron, Rich Paul, es la de volver a firmar por Cleveland. Pero hay tantas variables que nada está decidido. Lo único que a día de hoy es oficial es que Lebron James sigue siendo agente libre y que Cleveland aún no ha decidido reunirse con él, si nos guiamos por la lógica, sería debido a que el jugador ya habría manifestado el interés de quedarse, pero, ¿Y si hay algo más escondido?. ¿Quién dejaría al mejor jugador del planeta suelto con tanta seguridad?. Ahora le toca mover ficha a Dan Gilbert, propietario de los Cavaliers, que tiene muchos motivos para pensarse dos veces la cantidad que pondrá encima de la mesa. Una de las claves que de seguro se tendrá en cuenta en la negociación es la mala relación que se conoce entre Lebron y David Blatt debido a las constantes faltas de respeto que relataban los medios durante las finales. Un artículo especialmente duro con el tema, testificaba que Lebron a menudo no solo se autosustituía, sino que hacía los cambios del equipo en los tiempos muertos. Además, se relata que se saltaba las jugadas que marcaba el entrenador para conseguir situaciones favorables para él mismo, pedía los tiempos muertos, dejaba fuera de los corros al entrenador e incluso le gritaba abiertamente con violencia.

Otro factor a tener en cuenta es el marketing entorno al jugador. “El hijo pródigo”, como así le llaman, no puede permitirse una salida como la que hizo rumbo a South Beach en su momento. Las imágenes que todos tenemos en el recuerdo de cómo los aficionados quemaban sus camisetas y de su ascenso a ser la persona más odiada del deporte hacen que tenga una situación complicada. Una salida sería otra hecatombe similar, aunque quizás con consecuencias incluso peores, ya que esta vez fue el propio Lebron el que decidió romper el contrato de forma unilateral. 

En definitiva, creo que Lebron volverá a firmar con los Cleveland Cavaliers, pero este movimiento de salida a la agencia libre para conseguir subir su salario antes de que se negocie el nuevo convenio colectivo solo me lleva a pensar que su imparable crecida de ego cada vez repercute más a su carrera. El personaje se está comiendo cada vez más a la persona, y por mucho que sus encargados de marketing intenten maquillar la nefasta forma de gestionar su imagen que tiene el jugador, parece menos creíble cada día.        

*Actualmente LeBron James ha renovado con Cleveland Cavaliers

Primer artículo de Álvaro Torrado



Alberto Arracó

    Comentar con Gmail
    Comenta con Facebook

0 comentarios :

Publicar un comentario