Noticias
Cargando...

Game 5 - No al baloncesto moderno


El quinto partido nos deja la tercera victoria de Warriors, a un punto para coronarse campeones, otro show estratosférico de LeBron James, con 40 Pts en 45 Min, y una plegaria a los entrenadores de medio mundo: "Decir no al baloncesto moderno"

Mozgov contra Bogut (Vía NBA.com)

9 minutos. Ese fue el tiempo que pudimos observar el juego en zona de un pivot puro ayer en el partido. A penas 559 segundos disputó ayer Mozgov, el único hombre alto de ambos equipos, que fue elegido para saltar a la cancha y presenciar como uno de los pilares sobre los que se edificó este deporte caía en picado para beneficiar el juego moderno. ¿Nadie echa de menos aquél muro taponador bajo la figura de Olajuwon? ¿Esos mates en estático? ¿Aquellos ganchos desde la bombilla de un tal Abdul-Jabbar? O algo más actual ¿los tiros de Duncan sin mirar el tablero? Es cierto que en este caso hablamos de Mozgov y Bogut como cincos titulares, lejos de esas leyendas que capitaneaban sus equipos, pero condenar el juego interior en busca de lanzamientos lejanos y abrir más espacios en el área, deteriora el juego de contacto y la lucha bajo los tableros. Luchas que, al menos lo de mi quinta, recuerdan como una de las facetas más intensas y agradables para ver en un partido. 
Bogut (Vía NBA.com)


Buena táctica de Kerr y problemas para Blatt. No hay duda de que el movimiento de balón de estos Warriors es uno de los bloques sólidos sobre los que se edifica su 67-15 de temporada regular, y el quinteto de los bajitos, con Green como pivot, permite la aparición de más espacios y ventajas para los lanzamientos de 3. Pero David Blatt debería recomponer a un equipo en el que no hay margen de mejora con las lesiones, que apela a la frase "LeBron contra el mundo" y que debe buscar la forma de incrustar al pivot ruso para dominar los puntos en la zona chica de la cancha. Cómo se vio en el Game 4, Mozgov puede y debe aportar con un rol más importante en el equipo de las lesiones. Erigirse como segundo o tercer apoyo de LeBron y restar así peso en ataque al 23, aunque este sea la principal fuente de puntuación para el equipo y deba seguir siéndolo. 

Los amantes de este deporte auguran una final sin pivots, pero en sus plegarias mantienen que este juego sin pivots sea una moda pasajera. Los altos también saben decidir partidos y aportan un juego vistoso, mucho más que los tiros lejanos que, salvo acrobacias y malabares de Curry, deja mucho que desear para el espectador.


Por @Adri_DMC



Adri DMC

    Comentar con Gmail
    Comentar con Facebook

4 comentarios :

  1. Totalmente de acuerdo Adri! Estoy viendo las finales, me están gustando porque son 2 buenos equipos con cosas que me gustan, y puede que batan récords de audiencia por el Lebron-Curry, pero no me están enamorando, y no es el baloncesto que a mi me gusta. Diréis lo que queráis de los Spurs, y de que no dan audiencia, pero el basket que hicieron en las pasadas finales es el que más me gusta a mí. El basket moderno tiende al Small Ball, y a lanzar triples sin conocimiento. ¿Dónde encajan aquí los Pau Gasol, Marc Gasol, Dwight Howard o Anthony Davis? Lo estoy viendo con David Lee, determinante en algún momento de estas finales, y anoche no llegó a 10 minutos, porque ya no se juega por dentro. Que vuelvan los Pick & rolls de Prigioni y Scola.

    ResponderEliminar
  2. A mi las Finales del año me parecieron de la peores en tiempo y esos SAS, tienen el récord de triples hasta que lo batan estos Warriors. Finales de verdad eran las de Boston-Lakers con Kobe, Pau, Bynum y Garnett, Allen y Pierce. Jugaban por todos lados de verdad.

    ResponderEliminar
  3. Eso eso, escondeos en el programa cuando digo el tema pivots y ahora lo alabais jajaja, se necesitan los pivots, ,menos mal que Cousins y Davis evolucionan muy bien y Okafor, Towns, Porzingis, Kaminski etc, tienen buena pinta

    ResponderEliminar