Noticias
Cargando...

Resumen semanal: Miami Heat


Un final mirando hacia un principio

Muchos cambios esta temporada para los Heat. Las salidas, y las nuevas llegadas, han marcado un cambio en la franquicia, un cambio crucial. Y se espera que este verano se sucedan más salidas e incorporaciones, iniciando un nuevo proyecto hacia el ansiado anillo tras varias temporadas luchando y conquistándolo. Y hablamos de verano, por que la temporada va acabándose, y tras la última derrota, salvo un milagro, los playoffs ya no son posibles para los Heat. No depende del equipo esa mínima posibilidad, y no parece que se vaya a cumplir. Hasta el mismo Wade sabe de ello y en sus últimas declaraciones lo da por hecho, y acepta por un lado que haya más tiempo de descanso y preparación frente a la siguiente campaña. Pero nos centraremos en la presente, que a pesar de rozar su linea de meta, no ha acabado, y cabe comentar algunos aspectos. Tres partidos han jugado esta semana, con una victoria y dos derrotas.

Comenzaba una semana donde no se iba a salir de la ciudad de Miami, factor que había que aprovechar para lograr la clasificación a Playoffs. Los Bobcats eran los primeros, y no pusieron la tarea fácil. Un buen tercer cuarto (raro en el equipo) dio la victoria, guiada por Goran Dragic (jugador que cabe preservar para el futuro) con 28 puntos, dando una victoria motivado tanto a afición como equipo (105-100).

Segundo partido de la semana. Esta vez un rival muy difícil, presente entre los candidatos al anillo, los Chicago Bulls. El primer cuarto acabó muy igualado. Pero una charla y los ánimos de los jugadores de vencer a un equipo como Chicago para dar un golpe de autoridad, hicieron que Miami jugara un espléndido y magnífico segundo cuarto, anotando 33 puntos en éste, y venciendo por 19 a los Bulls al descanso, con la alegría rebosante en la cara de todos. Pero, en los vestuarios, los Bulls también hablaron y se motivaron, y el tercer cuarto pasó a dominio de los Bulls, siendo el parcial 8-33, siendo el peor cuarto de anotación de los Heat desde hace un par de temporadas. A pesar de la mejoría del último cuarto, ya nada se pudo hacer ante la ventaja que había que remontar, y Chicago fue quien rió mejor al final (76-89).

Haslem, Wade y Dragic, muy serios. (Vía nba.com/heat)


Tras mirar los resultados rivales, y a la espera de otros, tocaba no pensar en eso y enfrentarse al equipo revelación del año, los Toronto Raptors. Era la victoria clave que daba oxígeno al equipo y mantenía la vida en la lucha de los Playoffs. Había que salir con muchas ganas, más que haber, se debía. El partido fue muy igualado todo el rato, y fue entonces cuando los Raptors anotaron una dura canasta, a pesar de la buena defensa, con lo que había que hacerles falta, y ahí se perdió el partido. Tanto cuerpo técnico como jugadores salieron hundidos, agradeciendo el apoyo a la afición (104-107).



No hay muchas esperanzas en la clasificación a Playoffs, pero la esperanza es mínima. De todas formas, toca pensar en el presente, y seguir trabajando, por que con el trabajo duro llegan las recompensas. Let's go Heat!







Óscar López

    Comentar con Gmail
    Comenta con Facebook

0 comentarios :

Publicar un comentario