Noticias
Cargando...

Boston Celtics: objetivo más que cumplido


Pocos, por no decir nadie, apostaban por qué los Boston Celtics en pleno proceso de reconstrucción fueran capaces de meterse entre los 8 mejores de la Conferencia Este. Pues bien, si hay una franquicia a la que nunca se le puede dar por muerta es precisamente a la de Massachusets.

Los Celtics han conseguido la Clasificación para Playoffs, con un balance de 40 victorias y 42 derrotas se han colado en la séptima posición de la Conferencia Este y se medirán a los Cleveland Cavaliers en primera ronda. Aunque los Cavs parten como grandísimos favoritos en esta eliminatoria los Celtics sin duda prometen dar guerra y ponerle las cosas difíciles a los principales candidatos de la Conferencia Este.

En una temporada repleta de cambios en la plantilla, traspasos de hombres como Rondo o Green, de lesiones de jugadores importantes como Sullinger u Olynyk, los verdes han logrado un objetivo que pocos o nadie esperaban. El nombre propio de este logro es sin duda Brad Stevens, el joven entrenador de 38 años ha sido sin duda el principal artífice del milagro verde. Stevens ha sido capaz de sobreponerse a todos los cambios de jugadores y lo que es más importante ha sabido guiar y sacar todo el jugo de una plantilla joven y sin estrellas, y lo que es más importante ha sabido sacar la mejor versión de todos y cada uno de sus jugadores. Sería imprudente poner ejemplos, ya que todos los jugadores han sacado una increíble versión, pero jugadores como Zeller, Crowder, Bradley, Smart o Bass han desplegado el mejor juego de sus respectivas carreras. Sin duda, Brad Stevens es el mejor entrenador joven de la NBA y probablemente estemos ante uno de los mejores entrenadores de los próximos años.

Los últimos dos meses de competición de los Celtics ha sido impresionante, siempre con un juego de ataque, alegre y dinámico pero la clave fue su evolución en  defensa, esa defensa que al inicio de temporada les hacía perder grandes ventajas y cosechar derrotas y derrotas.

Otro punto de inflexión fue sin duda la llegada de Isaiah Thomas, el pequeño base procedente de los Suns, que se alzó como líder del equipo desde el banquillo. Con Thomas en pista, los Celtics son el mejor equipo en ataque de la liga y sin duda el salto cualitativo de calidad y confianza ha sido crucial para esta clasificación tan merecida como sorprendente de los Boston Celtics.

@abraham23phx





Abraham Ortega García

    Comentar con Gmail
    Comenta con Facebook

0 comentarios :

Publicar un comentario