Noticias
Cargando...

Top 10 Entrenadores Históricos. 6 Chuck Daly


Como sexto entrenador en el top 10 de entrenadores históricos hemos decicido situar a Chuck Daly, nacido en el año 1930 y tristemente fallecido en 2009 tras la diagnosticación de un cáncer de páncreas. Cabe destacar que Daly se trata de todo un mito, su incorparación al Hall of Fame en el año 1994 así lo demuestra, entrando de esta forma en un selecto grupo de elegidos al alcance de muy pocos entrenadores.

Chuck Daly no posee bagaje alguno como jugador de baloncesto en ninguna liga de baloncesto relevante. Antes de llegar a los banquillos de la NBA, dirigió distintos conjuntos de la liga universitaria entre los que destacan el conjunto de Duke (permaneció seis años pero siempre como entrenador asistente), el Boston College y la universidad de Pensilvania.

Su primer contacto real con la NBA llegó en la campaña de 1978 en los Sixers, su función sería la de servir de asistente al entrenador principal Billy Cunningham. Poco a poco su relevancia en el equipo fue en aumento y su reputación en la liga comenzó a crecer. El hecho de que se le terminara incluyendo con los años en el Hall of Fame demuestra que finalmente se trató de un crecimiento meteórico.

El ascenso de Daly a primer entrenador se produjo en la campaña 81-82, dirigiendo a los Cleveland Cavaliers. Aquella campaña fue de especial movimiento para el conjunto de Akron, este movimiento tambíen repercutiría en Daly. Solo dirigió a los Cavaliers durante 41 partidos de liga regular, concluyendo el equipo con un balance de 9 victorias y 32 derrotas bajo sus mandos.

Tras su etapa en Cleveland comenzó su verdadera trayectoria en los banquillos, su etapa más gloriosa fue en los Detroit Pistons, a los cuales dirigió a lo largo de diez campañas, de la temporada 83-84 a la 91-92. Tras su salida de Detroit dirigiría a los New Jersey Nets las dos próximas temporadas, y tras unos años de inactividad regresó a la liga en el año 1997, para entrenar durante dos campañas a los Orlando Magic, esta si sería su última experiencia en la NBA.


Lógicamente nos centraremos en desarrolar su etapa en los Detrit Pistons, la más gloriosa sin duda de toda su carrera. Chuck Daly llego a la Motown en el año 1983, encontrándose un equipo en construcción que pudo ir moldenando a su gusto. El resultado de su proyecto es bien conocido por los aficionados más nostálgicos de la NBA, y es que Daly es el autor de los míticos Bad Boys de Detroit.

La base del equipo siempre fue Isiah Thomas, en torno a el se encontraban jugadores de gran calibre como Joe Dumars, Mark Aguirre, Bill Laimbeer o Dennis Rodman. Seguramente estos cinco jugadores fueron los más importantes del equipo, pero a ellos se sumaban otros buenos jugadores como el microondas Vinnie Jonhson o Rick Mahorn (se trataba de uno de los "chicos malos" de la NBA, uno de los jugadores más temidos y más duros de la liga). 

Daly consiguió de esta forma crear un equipo nivelado, con grandes armas en ataque, pero en el cual su verdadero punto fuerte era su férrea defensa, incluso se la podría calificar de "violenta". Y es que, la defensa siempre fue el sello de identidad de esta equipo, por esto se ganaron el apodo por el que son conocidos hoy en día, los Bad Boys.

El modelo de juego de los Pistons de Daly no ha vuelto a ser visto en la liga desde aquellos días. Eran capaces de sacar de sus casillas en unos playoffs al mismísimo James Worthy, miembro clave de los Lakers del showtime, o también en convertirse en la bestia negra de los Chicago Bulls de Michael Jordan durante sus primeros años.

Chuck Daly elevó a los Bad Boys a dos campeonatos de la NBA consecutivos, en los años 1988 y 1989. Cabe recordar que esos dos años se engloban dentro de la que posiblemente ha sido la época de mayor competencia en la liga, por lo que podemos calificar el trabajo de Daly como algo sumamente majestuoso. También se debe decir que un conjunto tan singular como el de los Bad Boys debe acabar con un final abrupto, por lo que tras la marcha de Daly y el retiro o abandono progresivo de los jugadores del equipo provó un posterior periodo de profunda depresión en los años venideros.

Pese a haber logrado dos anillos de campeón en uno de los equipos más míticos de la NBA, nunca recibió el galardón a mejor entrenador del año, castigo exagerado para un entrenador de su calibre.

La temporada con mejor balance de Daly en la liga fue la campaña 88-89, la cual concluyó con 63 victorias y 19 derrotas, acabando con el trofeo de campeón bajo el brazo. Su balance acumulado  lo largo de su larga trayectoria es de 638 victorias por 437 derrotas, lo que supone un 59% de victorias, en playoffs son 75 victorias por 71 derrotas, un 51% de vitorias aproximadamente.

Ya fuera de lo que a la propia NBA se refiere, Chuck Daly tuvo el honor de ser el entrenador encargado de dirigir al equipo olímpico de los Estados Unidos en los juegos olímpicos de Barcelona 92, o lo que es lo mismo, Daly tuvo el privilegio de ser el entrenador del Dream Team. Tuvo la suerte de contar en un mismo equipo con jugadores como Jordan, Magic, Bird, Malone...

Quizás lo que más le doliera al propio Daly fuera el hecho de que Isiah Thomas quedara fuera del equipo, seguramente debido a las enemistades que los Bad Boys generaron con prácticamente  todos los miembros de la liga. Pero a pesar de este hecho aislado, Daly pudo sumar a su impoluto currículum el haber sido el entrenador de ese histórico conjunto, por lo que su trayectoria va mucho más allá de lo que se pueda pensar en un principio de el, todos sabemos que se debe ser un entrenador más que excelente para ser el elegido para la tarea de dirigir al Dream Team.

En el video correspondiente pueden ver los mejores momentos de los míticos Bad Boys bajo los mandos del propio Chuck Daly.


Andrés Rodríguez



Andres Rodríguez Huesca

    Comentar con Gmail
    Comenta con Facebook

0 comentarios :

Publicar un comentario