Noticias
Cargando...

La historia del hombre tranquilo: Tim Duncan




El caribeño Timothy Theodore Duncan nació en Christiansted, ¿y donde esta esto? os preguntareis, pues es una pequeña ciudad de Saint Croix en Las Islas Virgenes de EEUU, estas islas fueron compradas unos años antes por los estadounidenses. Pues Timothy nació un 25 de abril de 1976 y sorprendentemente no fue el baloncesto el deporte que eligió practicar, si no la natación, de hecho era un gran nadador, tanto que Duncan se estaba preparando para ir a las olimpiadas de Barcelona. Aquí ocurrió un hecho que cambiaría la vida del joven Tim: El Huracán Hugo destruyó la única piscina de la ciudad y Duncan tuvo que comenzar a entrenar en el mar pero su miedo a los tiburones le fue haciendo perder el interés por la natación y la muerte de su madre por un cáncer de mama iba a acabar de hundir a Duncan que decidió abandonar la natación. Entre lo que quedo del huracán el cuñado de Duncan encontró una canasta y recordando sus tiempos universitarios le enseñó a Tim como jugar a este maravilloso deporte, todo esto junto con un gran estirón del joven le iban a convertir en un magnifico jugador de baloncesto en el instituto St. Dunstan's . Pronto Chris King (ex-jugador y agente de la NBA) en una ruta por el caribe oyó lo que contaban acerca de un magnifico chico caribeño que jugaba como los ángeles y se lo comunicó a Dave Odom, entrenador de la universidad de Wake Forest.

Unas semanas después Duncan viajó a Carolina del Norte para jugar con los Demons Deacons de Wake Forest. Poco a poco Tim fue acostumbrándose al juego universitario y pronto se convirtió en una estrella, prueba de ello es que fue incluido en el equipo All-America (Mejor equipo del año) y obtuvo el premio John R.Wooden que se le otorga al mejor jugador de la NCAA ya que Duncan promedió 20.9 puntos y 14.7 rebotes esa temporada liderando la NCAA en rebotes, números de autentica estrella. Durante sus años universitarios el hombre tranquilo obtuvo dos veces el premio al mejor jugador de la ACC (Conferencia de la Costa Atlántica), fue elegido 3 veces en el mejor quinteto y como no MVP de la ACC. Duncan consiguió en su última temporada en la universidad liderar en puntos, rebotes, tiros de campo y tapones por partido siendo el primer jugador en dominar estos números. Por si fuera poco Duncan se convirtió en el primer jugador universitario en anotar 1.500 puntos, atrapar 1.000 rebotes, realizar 400 tapones y repartir 200 asistencias, todo esto con un juego muy básico, quizás demasiado anticuado pero muy efectivo. Tras dejar a su universidad en lo mas alto y obtener el premio al mejor jugador universitario del año llegó el momento mas esperado: Tim Duncan se presentó al Draft de la NBA de 1997.


''Primero bueno, luego mejor y finalmente el mejor. Nunca pares hasta que de bueno pases a ser mejor y de mejor al mejor", le decía su madre. Duncan se tomó esto muy a pecho y se caracterizó por ser un hombre tranquilo, amable pero sobretodo un grandísimo jugador. Quizás esto junto con que la estrella de los San Antonio Spurs: David Robinson, se había perdido toda la temporada por una lesión hizo que los Spurs le seleccionasen en el número 1 del draft sin plantearse ninguna otra opción, él no lo sabía pero aquel dia iba a comenzar una unión entre Tim y este equipo que iba a ser la causante de 5 anillos y una larga era de dominio en la NBA.

Gregg Popovich recién llegado al equipo le dio a Duncan el papel de líder y aunque a este no le gustase la idea lo desempeñó a la perfección liderando al equipo a los Playoffs, algo totalmente impensable tras la desastrosa temporada de los Spurs el año pasado (20-62). La dupla interior Robinson-Duncan fue conocida como Las Torres Gemelas y aunque cayeron en las semifinales de conferencia, parecía que este nuevo equipo con Duncan a la cabeza iba a conseguir grandes cosas. ''Timy'' fue merecido Rookie of the year y seleccionado sorprendentemente para el All-Star Game aunque viendo sus estadísticas no fue nada extraño. Duncan promedió en su primera temporada en la NBA 21 puntos, 12 rebotes y 2.5 tapones por partido recibiendo los elogios del propio Michael Jordan o Charles Barkley que dijo: ''He visto el futuro y lleva el número 21''.


La segunda temporada estuvo marcada por el ''Lockout'' en la que solo se disputaron 50 partidos y en los que Duncan firmó unos números casi identicos a los de la pasada temporada y ayudado por la veteranía de Robinson, llevó a San Antonio hasta las finales de la NBA ante los New York Knicks. Duncan explotó y consiguiendo 27.4 puntos, 14 rebotes y 2.2 tapones por partido dio el primer anillo de su historia a los Spurs y fue merecido MVP de las finales.

Dicen que la tercera temporada en la NBA es la de la consagración, pues Timy lo hizo y de que manera. Elevó sus números a 23.2 puntos, 12.4 rebotes y 2.2 tapones por cada partido que disputaba y fue elegido para el All-Star Game donde obtuvo el MVP compartido con Shaq, el mejor pívot de la NBA en ese momento. Llegado este momento Duncan finalizó contrato con su equipo y todos los equipos querían hacerse con sus servicios, especialmente los Orlando Magic que invitaron a Tim y a su prometida Amy a una visita a Orlando en la que los Magic le recibieron con una gran pancarta, Tiger Woods le intentó convencer e incluso prepararon unos fuegos artificiales en los que se leia un mensaje para convencerle pero hubo un factor que provocó que Duncan renovase con los tejanos: David Robinson interrumpió sus vacaciones para encontrarse con Duncan y comunicarle que quería que continuase en el equipo.


En su cuarta temporada Duncan continuó mejorando y perfeccionó su conocido tiro a tablero que tantas alegrías iba a dar. De nuevo los Spurs llegaron a playoffs y seguidamente a las finales de conferencia donde fueron eliminados por su bestia negra: Los Angeles Lakers. El caribeño bajó sus números pero de manera desapercibida.

Y llegaba la quinta temporada para Duncan, la 2001-2002 iba a ser la temporada del grandullón. Duncan finalizó la temporada regular con unos números de escándalo: 25.5 puntos, 13 rebotes y 2.5 tapones por partido le iban hacer merecedor de su primer MVP de la temporada y de otra selección para el All-Star Game (La cuarta en 5 años). Esa misma temporada a pesar de que Duncan subió su nivel en la postemporada anotando casi 28 puntos por partido, Los Angeles Lakers de Kobe y Shaq les volvieron a eliminar, esta vez en semifinales.

La temporada 2002-2003 iba a ser la temporada que Timy nunca olvidaría pues no solo fue de nuevo el ganador del MVP de la temporada regular, si no que llevó a su equipo a las finales de la NBA 4 años después. Su rival esta vez los Nets de New Jersey que serían derrotados por los Spurs en 6 encuentros. Tim Duncan realizó una serie soberbia y a punto estuvo de conseguir un cuádruple-doble en el último partido (21 pts, 20 rebs, 10 asis y 8 tap). Sin discursión alguna Duncan obtuvo su segundo MVP de las finales y  se convirtió de nuevo en campeón de la NBA. Esa misma temporada iba a ser la última de David ''El Almirante'' Robinson ya que este se retiraba y la revista Sports Illustrated les iba a nombrar a los dos Deportistas del año. 

En la siguiente temporada ante la ausencia de Robinson, Duncan asumió todos los galones y llevó al equipo a otro gran final de temporada regular. Pero... ¿A que no sabéis quien les eliminó en playoffs? Pues de nuevo Los Angeles Lakers dejaban en blanco otra temporada de los tejanos. 

Séptima temporada para Duncan en los San Antonio Spurs, se creó un Big Three que perdura hasta nuestros días. El joven Tony Parker, el árgentino Manu Ginobili y el propio Duncan crearon una magnifica alianza que llevó a San Antonio a las finales de la NBA esta vez ante los Detroit Pistons. Estas finales se caracterizaron porque los dos equipos eran conocidos por sus grandes defensas pero esto en aquella época ni era atractivo ni gustaba pero fueron unas grandes finales, muy emocionantes que llegaron al séptimo partido y donde Duncan realizaría una gran actuación para dar el tercer anillo a los Spurs. Timy promedió 23.6 puntos y 12.4 rebotes durante la postemporada y iba a recibir su tercer y último MVP de las finales.



Vamos directamente a 2007 donde el Big three de San Antonio volvió a llegar a las finales de la NBA, su rival serían los Cleveland Cavaliers de Lebron James pero que no se acercaban al nivel del combinado tejano. Ginobili dijo que sería un fracaso perder un solo partido ante los Cavs ya que estos no deberían tener opción de ganarles y así fue. San Antonio fue una apisonadora y consiguió su cuarto anillo en 7 temporadas, esta vez fue un merecido Tony Parker el que obtuvo el MVP de las finales gracias a su gran trabajo dirigiendo al equipo. Ese mismo año ocurrió una anécdota muy graciosa: El árbitro Crawford expulsó a Timy y este se puso a reírse, entonces Crawford muy enfadado le dijo al grandullón: ''Nos vemos fuera, te voy a partir la cara''. Crawford fue sancionado para el resto de la temporada y Duncan recibió una multa económica.

6 años tuvieron que pasar para que San Antonio volviese a una final, 6 años en los que Tim Duncan participó en todos los All-Star Game disputados, fue incluido en los mejores quintetos de la temporada y mejores quintetos defensivos. Y en 2013 San Antonio llegó a las finales de la NBA ante los Miami Heat de Lebron James. El titulo se puso muy de cara con un 3-2 a favor de los Spurs pero un triple de Allen casi sobre la bocina que llevaría el partido a una prorroga que ganaron los de Florida y forzando la serie a un séptimo y decisivo partido. En este partido Tim Duncan tuvo la oportunidad de empatar el partido a segundos del final pero falló una bandeja que según el le atormenta por las noches y que jamás olvidará. 6 años después Tim Duncan no consiguió hacerse con su quinto anillo.

Pero al año siguiente Duncan iba a poder vengarse de su verdugo en las finales del año pasado: Miami Heat y los Spurs se volvían a ver las caras pero esta vez los Spurs no le dieron ninguna opción de revalidar el titulo a los Heat y Duncan consiguió el anillo número 5 en su carrera. El MVP de las finales fue K.Leonard el jovencísimo californiano de personalidad muy tranquila igual que Tim Duncan. Curioso es que el padre de Leonard también murió cuando el era pequeño pero él asesinado. Kawhi no fue el mismo desde entonces y tiene una relación muy extraña con Tim y dicen que sus conversaciones son muy muy cortas. 


A propósito, pocos saben que Tim Duncan es licenciado en Psicología, le encanta el Reggae, tiene un taller de coches y es un apasionado coleccionista de espadas. Pero lo que todos sabemos es que el chico que empezó siendo un nadador se ha convertido en el mejor Ala-Pívot de la historia de la NBA de forma merecida, prueba de ello son sus cinco títulos de campeón de la NBA, tres MVP de las finales, dos MVP de la temporada, catorce presencias en el All Star Game, con un MVP, diez presencias en el mejor quinteto de la temporada, ocho en el mejor cinco defensivo y rookie del año en 1998. Y esta es la historía de un chico tranquilo que sin hacer ruido ha llegado a lo más alto de la NBA, esta es simplemente la historia de Tim Duncan.
@alvarolorente



Alvaro Lorente

    Comentar con Gmail
    Comenta con Facebook

0 comentarios :

Publicar un comentario