Noticias
Cargando...

El efecto Mozgov



El Efecto Mozgov, trabajo sucio


Varejao cae lesionado (vía NBA.com)





23 de Diciembre en Ohio, 24 de Diciembre en España. Anderson Varejao se rompe el tendón de Aquiles en el 3er cuarto del Wolves 104-125 Cleveland. Los indicios son claros: "Ha vuelto a ocurrir". El pivot titular del equipo de moda se rompe para lo que resta de temporada, dejando en una débil situación a la zona de Cavaliers. En las últimas 4 temporadas, el brasileño se ha perdido 165 partidos por lesiones, según apunta la ESPN. Los gestos cabizbajos de los fans de Cleveland es evidente ¿Y ahora qué?

Con Varejao en pista, los Cavs se situaban en un balance favorable de 17-10 esta temporada, con la lesión de este y hasta la llegada de un recambio capacitado, el equipo se vino abajo con un 2-7 y la apertura de una grieta en sus aspiraciones de anillo. Con Tristan Thompson y Brendan Haywood como pivots titulares, o incluso Love debido al caso extremo, los Cavs andan sin pena ni gloria por las canchas de los dos lados de Estados Unidos. Los medios apuntan a Jeremy O´neal como sustituto, pero el recambio de Varejao no sería él. Timoféi Mozgov, el pivot ruso firma el 7 de enero con Cleveland para cubrir la baja de Varejao y ayudar al equipo a salir del bache. Firma el día que Cleveland cae ante Houston, a pesar de los 38 puntos de Irving, y se ponen 19-17. 

Mozgov en uno de sus primeros partidos (vía ESPN)
Mozgov se estrena ante los Warriors el 9 de enero, dos días después de haber firmado su contrato con los Cavs. Saldría desde banco -primer y único partido que no aparece en el quinteto-, pero disputaría 27 minutos en pista, rozando su primer doble-doble con la camiseta de los de Ohio: 9 Puntos y 8 Rebotes, 5 de ellos ofensivos, además de 1 tapón. El pivot ruso ilusiona, a pesar de una nueva derrota de Cavs que agudiza la crisis en la que se encuentra el equipo con un balance de 19-18. En el siguiente partido Cavs se enfrentaría a Kings, y las sensaciones del ruso serían más positivas. Saliendo desde el quinteto y luciéndose en la zona con un 6/8 en TC en 33 minutos, anotando 14 Puntos y atrapando 12 Rebotes, su primer doble-doble. A pesar de ello el equipo volvió a caer derrotado.

Mozgov y LeBron (vía Cleveland.com)
A partir de aquí el equipo sufrió una ventisca de aire fresco, un cambio drástico y una mejoría de juego marcada por un nombre propio que figura entre los grandes de la historia: LeBron James. Con la vuelta del Rey a las canchas, el equipo encadenó un balance de 9-1 en sus siguientes 10 choques, y más tarde una racha de imatibilidad de 12 partidos consecutivos. Pero no solo funcionó el juego de LeBron, la zona de Cleveland volvió a ser un fortín duro de roer para los ataques rivales y la defensa se desplegaba como una red infranqueable, gran culpa de esto último fue de Mozgov. Esta última baza, la defensa, fue una de las claves para alcanzar las 12 victorias consecutivas y situarse en un balance positivo de 31-20. Con Mozgov en la pintura, el equipo encajó 95,3 PPP, y tan solo encajó más de 100 Puntos en dos encuentros. Además, Timofey aportó 10,3 PPP, 8,3 RPP y un buen 56% de acierto en TC, en los cerca de 27 minutos que disputaba de media por encuentro, logrando los 4 dobles-dobles que ha conseguido hasta la fecha con la camiseta de Cavs.

En un equipo plagado de estrellas está claro que el trabajo sucio nunca sale a la luz, no brilla, pero sin embargo, es fundamental. Ese trabajo sucio es el que realiza el pivot ruso, además de consolidarse poco a poco como uno de los grandes centers del Este, no tanto en estadísticas pero si en juego. En palabras de David Griffin: "Sus números no tienen por qué ser espectaculares. Tenemos a 3 Top-20 NBA en el equipo. Lo que necesitamos es gente capaz de hacer el trabajo sucio. Y él cumple con nuestras necesidades".

El pivot ruso promedia desde que se enfundó la camiseta de Cleveland 10 PPP y 8,5 RPP, superando todas las medias de sus temporadas anteriores en Denver Nuggets. El efecto Mozgov no se ve, no se siente, no debe salir a la luz. Pero el efecto Mozgov es vital para que el resto de estrellas puedan ejecutar su papel, para que el equipo se asegure un armario de 2,16 y 28 años capaz de parar los pies a los mejores pivots de la competición.

Por @Adrí_DMC

Para @EspacioDeBasket













Adri DMC

    Comentar con Gmail
    Comenta con Facebook

0 comentarios :

Publicar un comentario