Noticias
Cargando...

Cambios en Miami y la grave baja de Bosh


La franquicia de Florida no estuvo ni mucho menos apartada de estos últimos días de mercado de traspasos y apuró hasta el último para hacer algunos movimientos, claves en el futuro de la franquicia.

Como era de esperar, se necesitaba un base, alguien capaz de tomar el mando y a la vez hacer jugar al equipo. Y así llegó el fichaje estrella, Goran Dragic. El base esloveno llegó acompañado desde Phoneix por su hermano Zoran, ex jugador del Unicaja de Málaga. A cambio, los Heat enviaron a Danny Granger, Justin Hamilton y dos primeras rondas futuras a los Suns. Además, Norris Cole y Shawne Willims se marcharon a los Pelicans, debido a que fue un traspaso a tres bandas (Miami-New Orleans-Phoenix).

Analizando este movimiento, llega un jugador (y base) en un estado de forma increíble, que cumple con las características que el equipo más necesitaba hasta el momento. Su hermano es un jugador recién llegado a la NBA que apenas a disputado partidos (y minutos) con los Suns pero que a la larga puede convertirse en un jugador de banquillo importante. Se hacía también importante la llegada de un jugador interior pero no ha podido ser así, lo que demuestra plena confianza en Whiteside y "Birdman", aun que parece clara la llegada de algún jugador ya sea de la D-League o Agente Libre.
Tratando las salidas, se marchan tres jugadores que han decepcionado bastante y no han cumplido con su papel en el equipo. Pero se lamenta mucho la marcha de Cole y las futuras ronda del Draft, pero esto es prueba de la confianza en Napier y Chalmers como bases suplentes.

Por otra parte el jugador Chris Bosh ha sido diagnosticado de una infección pulmonar, lo cual lo lleva a un posible abandono de las canchas lo que resta de temporada. Esperemos que no sea así, pero si tiene que serlo, que sea para recuperarse del todo y pueda seguir adelante. Ánimo Bosh y let's go Heat!





Óscar López

    Comentar con Gmail
    Comenta con Facebook

0 comentarios :

Publicar un comentario