Noticias
Cargando...

Traspaso a tres bandas entre OKC, Cleveland y Knicks


La madrugada del 5 de Enero nos dejó una agradable sorpresa a los seguidores de la NBA con un traspaso cuanto menos sorprendente, en el que se ven involucrados jugadores importantes y tres equipos de gran relevancia para la liga.

Lo que recibe Oklahoma

Oklahoma City Thunder obtiene al escolta Dion Waiters procedente de los Cavaliers y que puede encajar de forma notable en los esquemas del equipo. Waiters de 23 años, fue seleccionado en el número 4 del draft del año 2012 y venía cumpliendo con las expectativas que se habían depositado en él hasta esta temporada, pero con la llegada de Lebron James y Kevin Love al conjunto de Akron, el escolta procedente de Filadelfia no contaba con las oportunidades ni balones que pedía, hecho que ha podido precipitar la decisión de la directiva de desprenderse del jugador. 

Foto de grantland.com
El equipo de Kevin Durant sale bastante beneficiado del intercambio a través del cual refuerzan la posición de escolta, la más floja dentro del quinteto. Hasta la fecha venía siendo ocupada por Anthony Morrow, jugador de 29 años con un sobresaliente tiro exterior pero cuyos promedios en la liga nunca han sobrepasado los 13 puntos por partido. El conjunto de Oklahoma también cuenta con Jeremy Lamb, jugador de tercer año que tras dos primeros sin oportunidades, está comenzando a elevar sus prestaciones en la liga y cuya relevancia en el juego del equipo se está comenzando a notar en el presente curso.

De esta forma el conjunto de los Thunder puede reforzar el quinteto titular, o utilizar a Waiters como revulsivo desde el banquillo aunque esta función ya es cumplida con creces por Reggie Jackson, jugador que finaliza contrato este verano y cuya renovación está complicándose. Quizás cubrir la posible marcha del base sea otro de los motivos de la llegada de Waiters. Lo que está claro es que el equipo de Oklahoma adquiere un buen jugador a cambio de prácticamente nada.

Lo que recibe Cleveland

Por su parte el conjunto de Akron recibe a los jugadores J.R. Smith y Shumpert.

Shumpert actualmente se está recuperando de una lesión en el hombro y está llamado a ocupar la posición de escolta titular, aportando una férrea defensa en el perímetro de la cual están necesitados en el conjunto de Cleveland. Además su estilo de juego favorecerá al equipo debido a que en ataque no requiere tantos balones como Waiters. Sus promedios esta temporada hasta el momento de la lesión eran de 9,3 puntos, 3,3 asistencias y 3,4 rebotes.

Foto de www.sweethoops.com
Por su parte Smith cumplirá con el papel de tirador procedente de la segunda unidad, cabe recordar que J.R. ganó el premio a mejor sexto hombre hace dos campañas pero su rendimiento descendió en gran medida a partir de los playoffs de ese mismo año. Los Cavaliers esperan que al lado de Lebron James y en un equipo con aspiraciones, el escolta vuelva a demostrar su valía y recupere su mejor nivel de juego. Este año está promediando 10,9 puntos con unos porcentajes de 40,2% en los tiros de campo incluyendo un 37% en los tiros de tres puntos.

Las intenciones de los Knicks

El conjunto de la Gran Manzana se desprende de J.R. Smith (venían intentándolo durante toda la temporada) e Iman Shumpert y reciben a los jugadores Alex Kirk, Lou Amundson y Lance Thomas, cuyos contratos no están garantizados.

De esta forma Phil Jackson sigue fiel a su propósito de liberar la mayor cantidad de espacio salarial posible de cara a la agencia libre de este verano, donde intentará convencer a alguna estrella de la liga para que juegue en el conjunto neoyorkino la temporada siguiente. Además cabe recordar que los grandes contratos firmados a Stoudemire y Bargiani finalizan también este año.

Los Knicks consiguen una elección del draft procedente de los Thunder , otra de los Cavaliers en el año 2015 (protegida en el caso de que sea top 18) y las de los años 2016 y 2017 (protegidas ambas elecciones en el caso de que sean top 15).

Este traspaso, unido al hecho de que Carmelo Anthony podría no jugar más esta campaña para recuperarse completamente de sus molestias en las rodillas provoca que ya casi se trate de un año perdido para el conjunto de NY.

Pese a los pésimos resultados obtenidos por el equipo, el maestro Zen sigue fiel a su idea de juego del triángulo ofensivo y continúa confiando en las posibilidades de Derek Fisher como entrenador, aunque quizás el público del Madison ya haya dictado sentencia respecto a Fisher debido a que en el último partido ya se produjeron gritos contra el entrenador.

Andrés Rodríguez y Pablo Munguira



Alberto Arracó

    Comentar con Gmail
    Comentar con Facebook

2 comentarios :