Noticias
Cargando...

El miedo se apodera del Team USA


Que las grandes estrellas se borren de representar a su país en una competición que dominan de cabo a rabo no es noticia, la campaña NBA es una de las competiciones deportivas más sacrificadas y duras del planeta. El cansancio, la escasa ilusión y el riesgo de graves lesiones fomentan que el combinado estadounidense no este representado por las grandes estrellas, mejor dicho, no por todas las grandes estrellas.

Si el miedo estaba presente 1 año antes de que se acercara el mundial, a menos de 30 días se hace más fuerte y con la lesión de Paul George nadie quiere arriesgar más de la cuenta para llegar en condiciones al inicio de temporada. El último en borrarse ha sido Kevin Durant, el pasado MVP de la temporada y que partía como líder de los temibles EEUU. Las palabras con las que se despedía del equipo de su país han sonado como un rayo en los aficionados, que desilusionados ven como su estrella se reserva para llegar al 100% con su equipo.

"Ha sido una decisión extremadamente difícil, ya que para mí es un orgullo representar a mi país. Sé que les debo a mis compañeros del USA Team el estar completamente dedicado a la causa. Después de haber estado en el training camp de USAB, me he dado cuenta de que no voy a poder cumplir con mis responsabilidades para con el equipo, ni por tiempo ni por energía. Necesito dar un paso atrás y estar un tiempo alejado, tanto mental como físicamente, para prepararme para la próxima temporada NBA. Estaré apoyando al USAB y espero próximas oportunidades con ellos". (Kevin Durant). 

Tras 6 años siendo uno de los capitanes del Team USA, Durant cede su puesto a sus compañeros, a la espera de un sustituto. No es un "adios", es un "hasta pronto", y proobablemente el jugador de los Oklahoma City Thunder vuelva para las próximas Olimpiadas de Brasil 2016.
Dos bajas sensibles en el combinado estadounidense.
¿Traidor? ¿Sensato? ¿Desilusionado? ¿Correcto? No soy quien para juzgar al jugador, lo que está claro es que EEUU está perdiendo poco a poco la ilusión por torneos internacionales. Y aunque siempre sean considerados favoritos al título, este año los estadounidenses llegan mermados y con claros problemas entre sus jugadores de altura. Su favoritismo sigue intacto, pero ¿lo demostraran?

Por @Adri_DMC

Para @EspacioDeBasket



Adri DMC

    Comentar con Gmail
    Comenta con Facebook

0 comentarios :

Publicar un comentario